Jon Bon Jovi cumple 56 años: Su vida en 5 canciones

RIO DE JANEIRO, RJ - 23.09.2017: ROCK IN RIO 2017 - Bon Jovi During A Presentati
IMAGO/FOTOARENA / CORDON PRESS / DIEGO BARAVELLI
Actualizado 02/03/2018 12:48:18 CET

MADRID, 2 Mar. (EDIZIONES - David Gallardo) -

El 2 de marzo de 1962 llegaba al mundo de los vivos John Francis Bongiovi Jr, nacido en Sayreville (Nueva Jersey) luciendo ya una inapelable sonrisa que a día de hoy, cuando celebra su 56 cumpleaños, sigue reluciendo con prístino poderío.

El bueno de John adoptó con el tiempo el nombre artístico de Jon Bon Jovi y fundó su propia banda en torno a una maqueta en la que creía con fe ciega y que contenía el que sería su primer éxito allá por 1984, con el título de Runaway.

Ese fue el pistoletazo de salida a una historia de lacas, cardados, chalecos de cuero, pantalones ajustados y corazones rotos. Ah sí, y con unas cuantas canciones para la posteridad, entre las cuales escogemos cinco para celebrar el aniversario del segundo rockero más popular de Nueva Jersey (el primero es su colega Bruce, obvio).

RUNAWAY (1984)

Jon Bon Jovi trabajaba fregando los estudios Power Station de Nueva York. Allí se produjo su primer contacto con la industria musical. También contactó con Roy Bittan, teclista de la E Street Band de Bruce Springsteen (el rockero-jefe de Nueva Jersey) y reputado músico de sesión, que le ayudó a grabar la maqueta de Runaway.

Este fue un paso decisivo para lograr un contrato discográfico, reunir a una banda y arrojarse al mundo con un disco homónimo a mayor gloría del rock ochentero.

LIVIN ON A PRAYER (1987)

Tras publicar un segundo disco en 1985 (7800 Farenheit), llegó el momento de gloria de Bon Jovi con el multiplatino Sleepery when wet, con singles ahora tan imprescindibles como Living on a Prayer, You give love a bad name, Wanted dead or alive, Raise your hands, Never say goodbye, Wild in the streets... Un álbum fundamental para comprender el rock de la segunda mitad de los ochenta, que despachó casi 30 millones de copias.

KEEP THE FAITH (1992)

El éxito se mantuvo con el cuarto disco, New Jersey (1988), pero el cambio de década hacía necesario evolucionar y repensar tanto los peinados (que pasaron de rizados a lisos) como el sonido.

El grunge no había estallado del todo todavía, pero ahí estaban en 1992 Bon Jovi listos para la reconversión con su quinto trabajo, que incluye baladones como Bed of Roses, pildorazos rockeros como I'll sleep when I'm dead y piezas épicas como Keep the Faith.

HAVE A NICE DAY (2005)

Ya convertidos en clásicos y llenando estadios por todo el mundo, publicaron en 1995 These Days, considerado como su último gran disco, al que seguirían otros más planos aunque siempre con algún single pegadizo. Eso es lo que hay en Crush (2000), Bounce (2002) y Have a Nice Day (2005). La canción titular de este último trabajo lo resume todo.

THIS HOUSE IS NOT FOR SALE (2016)

Tras irregulares trabajos como Lost Highway (2007), The Circle (2009) y What about now (2013), Bon Jovi partió peras con su discográfica de toda la vida con un disco de descartes titulado Burning Bridges (2015). Ya entonces anunció un nuevo álbum que 'de verdad' sería el regreso del grupo por todo lo alto.

Pues bien, en noviembre de 2016 materializó ese regreso (sin Richie Sambora, eso ya parece irreparable) en forma de This house is not for sale, un álbum que el grupo sigue presentando en directo por el mundo. Un perfecto tratado de rock de estadio del siglo XXI hecho por rockeros que ya peinan canas.