Kaija Saariaho, Premio BBVA Fronteras del Conocimiento en Música Contemporánea por fusionar acústica y tecnología

Kaija Saariaho
FUNDACIÓN BBVA
Actualizado 14/02/2018 17:15:46 CET

   MADRID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

La finlandesa Kaija Saariaho ha sido galardonada con el Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en Música Contemporánea por fusionar acústica y tecnología, según ha anunciado este miércoles el jurado del premio en un acto celebrado en la sede de la fundación.

El jurado ha reconocido a la compositora por su "contribución a la música contemporánea que es extraordinaria en su individualidad, amplitud y alcance", y ha valorado la capacidad de Saariaho para mostrar "un entrelazado perfecto entre los mundos de la música acústica y la tecnológica".

Para Saariaho (Helsinki, 1952), la tecnología nunca ha sido "algo importante en sí mismo" pero sí lo es cuando se integra en la música como herramienta para "orquestar o transformar en tiempo real", de manera que consigue que lo que se oiga se convierta en "un todo, al margen de los instrumentos que se usen".

Precisamente, el nexo entre la música acústica y la tecnología que el jurado ha tenido en cuenta para otorgar este reconocimiento fue algo natural para Saariaho, ya que durante sus primeros años de estudio en la Academia Sibelius de Helsinki, descontenta con la acústica de la música en vivo, decidió empezar a grabar y procesar sonidos y volúmenes.

Tal y como ha señalado en videoconferencia desde París, vivió en su ciudad natal hasta los 25 años, para después trasladarse a Alemania, donde continuó su formación, y a París, en 1982. Allí, en el Instituto de Investigación y Coordinación Acústica y Musical, conoció a los principales compositores del espectralismo, que influyeron notablemente en su obra.

La galardonada con el Premio BBVA Fronteras del Conocimiento en Música Contemporánea no recuerda cómo nació y creció su amor por la música, pero sí puede evocar su gusto por la naturaleza durante la niñez y sus paseos por el campo, algo que aún ocupa un lugar significativo en su obra.

A pesar de considerarse una "compositora internacional" y de haber pasado "más de media vida" fuera de su país natal, la compositora premiada ha afirmado que los "valores" que aprendió en su país continúan en ella. Es el caso de 'Lichtbogen' (1986), una de sus primeras obras, que toma como inspiración la aurora boreal y que pone de manifiesto su sensibilidad por la naturaleza.

ÓPERA: UNA MUJER EN UN MUNDO DE HOMBRES

La versatilidad y la capacidad para cambiar de género de Saariaho le llevaron no solo a escribir música para solista, de cámara, obras orquestales, oratorios o música electroacústica, sino también a adentrarse en la ópera, un terreno en el que las mujeres han estado "poco representadas", según el jurado.

Saariaho ha señalado que para la creación de la primera de sus cuatro óperas, 'L'amour de loin', con libreto de Amin Maalouf, tardó ocho años, "un proceso largo" en el que necesitó aprender aspectos de sí misma y "transmitir un contacto humano con los personajes". "Pasé de la música abstracta, sin un discurso narrativo, a esta área", ha dicho la compositora.

Preguntada por la representación de la música contemporánea en los teatros europeos, la compositora galardonada ha señalado que no hay suficiente presencia y cree que se deberían incluir las creaciones actuales en la programación.

Saariaho es consciente de que la música contemporánea "no es tan comercial" y de que "no genera dinero". Sin embargo, a pesar de que "la sociedad actual está basada en la economía", considera "muy importante" que las instituciones tengan en cuenta la importancia de la cultura "en los seres humanos".

En este sentido ha destacado que la cultura ha de comenzar en la educación de los más pequeños, puesto que influye en su "bienestar físico". "Todos los niños deberían aprender a tocar al menos un instrumento y a entender el arte. Es una manera de aprender a desarrollar la inteligencia emocional", ha dicho.