Kase.O niega las acusaciones de plagio lanzadas contra él por Lechowski

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

REFRIEGA EN EL RAP

Kase.O niega las acusaciones de plagio lanzadas contra él por Lechowski

KASE.O Y LECHOWSKI
EUROPA PRESS
Actualizado 05/10/2016 14:28:12 CET

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

Kase.O ha negado tajantemente las acusaciones de plagio que ha lanzado contra él Lechowsky, quien asegura que en el reciente nuevo disco del zaragozano, El círculo, hay "graves parentescos conceptuales" con el contenido del próximo disco del rapero español de ascendencia polaca, Quarcissus, que llegará el 30 de noviembre.

"No puedo copiar una cosa de la que no tengo ni idea. Cada palabra que hay escrita en un tema como Basureta es mía. Cero Lechowski en mi obra", ha recalcado Kase.O durante una entrevista en La Cuarta Parte, el programa de hip hop que dirige Frank T en Radio 3.

Prosiguiendo con su versión, Kase.O ha añadido: "Lechowski me dijo en verano, ya que nos unía cierta amistad, que se había emocionado con su obra, pero eso no impide que yo me emocione con mi obra. Nada que no hayan hecho otros MCs, eso de estar al borde del llanto en ciertos rapeados... porque son artistas que se emocionan con sus versos y con sus obras, como yo con la mía en este tema".

Por tanto, Kase.O ha negado "categóricamente las acusaciones de plagio" asegurando que no ha escuchado "ni una sola nota, ni un solo verso de su obra". "Si él tiene la patente de emocionarse ante unos versos, si es así que me condenen. Niego haber plagiado una obra de la que no he escuchado un solo segundo. Ese no soy yo, se ha equivocado, ese es un fantasma gigante que tiene él", ha sentenciado el zaragozano.

"LE HABLÉ DEL CONCEPTO DE MI OBRA"

Sin embargo, el relato de Lechowski es bien distinto, y comienza resaltando que le abrió las puertas de su casa a Kase.O en "varias ocasiones en los meses pasados", llegando a abrirle su corazón y desvelando los "humildes entresijos" de su próxima obra, Quarcissus: El arte de desamar.

"Le hablé en profundidad del concepto que regía mi obra, los rasgos que la hacían genuina, los pilares fundamentales sobre los que se sostenía y, ante todo, mis miedos, mi inseguridad respecto a la misma, mi obstinación y mi amor en el largo y desesperado trabajo de casi una década, de un proyecto totalmente personal y autobiográfico", explica Lechowski en un comunicado en Facebook recogido por Europa Press.

En ese punto, siempre según Lechowski, Kase.O le invitó a colaborar en su disco El círculo, algo que no se materializó por "problemas de tiempo y logística". "Lo siguiente fue ya un golpe del que no he logrado recomponerme. El mismo día de la salida de su disco recibí llamadas de personas cercanas, algunas incluso conocidos en común, que habían oído recientemente la versión definitiva del máster de mi obra y que me alertaban de encontrar graves parentescos conceptuales con su disco", denuncia.

Y añade: "Corrí a oírlo y no quería creerlo: ¡ahí estaba uno de los pilares de Quarcissus! Lo llamé varias veces por teléfono pero no me respondió, ni tampoco me devolvió la llamada nunca, hasta día de hoy. Llegó la noche, me desplomé en llanto y mis familiares y amigos se abalanzaron de inmediato sobre él con duras críticas en la red, por las cuales ahora aprovecho públicamente para pedir disculpas, pero las cuales agradezco en privado, como signo de su lealtad, amor, apoyo y creencia en mí".

Kase.O sí se manifestó en este punto a través de whatsapp diciendo al rapero de ascendencia polaca que estaban "locos" si esas críticas eran por la canción Basureta, de su disco El círculo. Y en todo momento el zaragozano defendió que el concepto de su obra "le surgió de manera espontánea durante las grabaciones y que en ningún momento se acordó" del proyecto de Lechowski.

CREACIÓN 'INCONSCIENTE'

"Solo ya en el momento de la masterización del disco le vino a la mente mi nombre y el recuerdo de que mi obra se regía por ese rasgo. Por supuesto, en el momento de esa masterización tampoco se dignó a llamarme", denuncia Lechowski, quien asegura llevar "una semana derrumbado", pues sigue sin creer la situación.

"Sus posteriores mensajes han sido de tristeza y sentimiento de culpa, reconociendo que tal vez pudiese haberlo traicionado el subconsciente en el momento de esa creación y grabación, y que se siente muy mal por mí, por haber pisado 'inconscientemente mi idea', y que quisiera hacer todo lo posible por aclarar esta situación frente al público, y alejarme de cualquier futura acusación de plagio, pero que no sabía exactamente cómo proceder", relata Lechowski.

Por último, tras remarcar que sigue sin haber explicación pública, Lechowski concluye: "Me siento desolado, traicionado, no tanto en lo artístico, pues en realidad sé que nadie es dueño de ningún concepto, todo está inventado de algún modo, pero en este caso considero que sí era mío el derecho a la prioridad, y me siento horriblemente decepcionado en lo humano, por la frialdad y la falta de sensibilidad, por la competencia y competición desleal de esta persona y artista que no me ha tenido demasiado respeto".

"Solo quiero sacar de mí este terrible sentimiento para que no se enquiste y defender con honestidad y amor mi trabajo, el cual ha recibido un fuerte golpe, perdiendo gran parte de su sorpresa y esencia, y que después de ocho años, trabajando junto a diez profesionales más e invirtiendo miles y miles de euros, aún debe aguardar ansioso durante dos meses más, con una ilusión muy debilitada, su salida", sentencia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies