Osibisa: pura danza, ritmo y felicidad

Osibisa
Foto: CULTURA INQUIETA
Actualizado 25/06/2015 13:39:37 CET

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS - Lara Lussón) -

   Sus 83 años y la silla de ruedas no impiden a Teddy Osei continuar encima de los escenarios. El líder del grupo Osibisa parece la clara representación de ese dicho que asegura que la edad es un estado mental y desde su Ghana natal responde vía email en apenas unos minutos a esta entrevista.

   Ni él ni el resto de los integrantes de la legendaria banda pretenden jubilarse por ahora, lo harán "cuando llegue el momento"; pero ya no son esos jóvenes que se comían el mundo con la fusión de sus ritmos africanos y caribeños. La energía la tienen, pero los años van pesando y eso les obliga a ser más selectivos a la hora de determinar qué escenarios pisan.

   Por suerte para el público español, el festival Cultura Inquieta (del 9 al 26 de julio en Getafe) será una de las paradas que realicen este año.

   Con Osibisa, Teddy Osei ha recorrido el mundo varias veces a lo largo de los más de cuarenta años de trayectoria que el grupo lleva a sus espaldas. Es uno de los fundadores del proyecto y ahí sigue, al pie del cañón, defendiendo ante el respetable un estilo que califica como "pura danza, ritmo y felicidad", desmarcándose así de algunas voces que les definieron en el pasado como insípida música disco.

   Creyente hasta la saciedad, está convencido de que toda una vida dedicada a escribir y componer solo ha sido posible con la "bendición y la ayuda de Dios", al que a buen seguro tuvo que encomendarse, junto con sus compañeros, cuando a mediados de los setenta decidieron irrumpir en Europa con su estilo tan peculiar.

   Quizá lo que no sabían era que fue el momento perfecto para hacerlo. Era el fin de las viejas dictaduras, de la transvanguardia italiana, del caldo de cultivo que poco después se convertiría en la movida madrileña. Cuenta Osei a Europa Press que fue fácil; que "el mundo aceptó a Osibisa" desde sus inicios ya que los países occidentales "tienen una gran influencia de la música que nosotros hacemos".

   ¿Reinventarse o morir? Parece ser la máxima de la música actual, aunque a Osibisa no le ha ido mal manteniendo sus compases fusionados, su estilo mezcla de culturas que por otra parte sonaría "precioso" mezclado con el flamenco. "Sí, seguramente podríamos hacer algo con ambos ritmos", reconoce.

   Puede que su participación en Cultura Inquieta, durante la jornada 'África Vive' en la que compartirán escenario con Noumoucounda Cissoko, Sidy Samb y Alma Afrobeat sea un buen escenario para ver algún tinte de esa fusión.