Pedro Guerra: "Si regalamos los discos no podremos hacer otros"

 

Pedro Guerra: "Si regalamos los discos no podremos hacer otros"

Pedro Guerra
EUROPA PRESS
Actualizado 17/10/2011 19:53:22 CET

MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS - David Gallardo) -

'El Mono Enamorado' es el decimotercer álbum de Pedro Guerra. También trece son las canciones que contiene, con colaboraciones tan dispares como Miguel Poveda e Iván Ferreiro. Publicado desde la independencia que da un sello propio, el cantautor canario quiere evitar el "victimismo", pero reconoce que los autores necesitan que el público compre sus discos. "No podemos regalar los discos porque si no, no podremos hacer otros", asegura.

En declaraciones a Europa Press, plantea que "la industria ya fue y ahora queda lo último". "Queda pensar que de alguna forma Internet se regula y se crea una nueva industria que igual funciona a través de Internet. Pero una nueva industria. Nosotros estamos haciendo un esfuerzo por poder sacar este disco, y si hay gente que lo compra no perderemos dinero y podremos hacer un próximo", argumenta.

Asimismo, recuerda que hace tres años se quejaban de lo mal que estaba la industria, "pero quedaba el directo". Sin embargo, subraya que ahora hay que decir "qué mal está todo, la contratación directa es cada vez más difícil, los ayuntamientos no tienen dinero, y en los conciertos hay que ir a taquilla, algo que para el músico es muy arriesgado". Por eso afirma que es un "momento de mucha incertidumbre porque hay menos trabajo en general, y además se da en circunstancias más hostiles y arriesgadas".

"Ahora somos independientes", destaca, para después exponer que esta es una "cuestión básica de los tiempos que corren, y asumir la autoedición implica asumir un montón de responsabilidades que antes eran de otros". "Pero en estos tiempos que corren, cuantos menos intermediarios mejor, porque está tan mal el mundo discográfico y el mundo en general, que intentamos ser nosotros directamente para que sea todo más rápido y quede más en casa", apunta.

SEIS MESES COMPONIENDO

Volviendo sobre su nueva colección de canciones, Pedro Guerra indica que comenzó a componer en septiembre de 2010, y durante seis meses lo simultaneó con otros proyectos, como por ejemplo algún tema para Pasión Vega. Acerca del contenido de 'El Mono Espabilado', el músico explica que ha abandonado la línea de "buscar nuevos ritmos" para centrarse "más en las canciones, contar una historia o reflexionar sobre un tema, intentando buscar la máxima complicidad entre letra y melodía".

"Este es un disco de canciones, algo que parece una obviedad, pero no lo es. Cuando digo canciones me refiero a que tienen un fondo, un contenido, y este es un disco que no busca tanto entretener como escuchar canciones que sirvan para algo más. Tratan de ser una mirada poética y profunda sobre alguna cuestión. Busco siempre el cincuenta por ciento entre letra y música. Por supuesto que la calidad de la letra sea la mayor posible, pero tampoco me basta cualquier música", defiende.

Pedro Guerra se muestra encantado con las colaboraciones de Miguel Poveda e Iván Ferreiro, que son "cada uno lo mejor en su palo". Según ha remarcado, este tipo de uniones demuestran que aunque él sea un cantautor también le gustan otras cosas, así como que "se pueden fusionar aunque aparentemente estén muy separados". Porque siempre "hay un lugar donde nos podemos encontrar y ponernos en común".

La presentación oficial de este nuevo trabajo tendrá lugar el próximo 25 de octubre en el Teatro Arteria Coliseum de Madrid -con la participación de Miguel Poveda-, y el 12 de noviembre en Teatro Coliseum de Barcelona. Ambas noches el canario hará un "repaso" por todo su cancionero, por supuesto presentando el nuevo material, pero también acordándose de sus composiciones más populares, así como de otras menos obvias en su discografía.

Para terminar, reconoce que es diferente ahora con 45 años de cuando empezó con 16, más que nada porque uno "va madurando y aprendiendo como ser humano". "Pero siempre digo que en esencia soy la misma persona, que ya estaba definido a los 16, y desde luego cuando me siento a componer una canción la dinámica y la ilusión es exactamente igual. Ideológicamente sigo entendiendo la canción de la misma manera, aunque uno evoluciona como ser humano", plantea.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies