Peret: "Es importante que los catalanes tomen cocido y los madrileños pa amb tomaca"

El músico catalán Peret
EP
Actualizado 29/09/2010 14:34:56 CET

MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El cantante Peret, que inaugurará en Madrid el proyecto de difusión cultural 'Trànsit', ha subrayado la "importancia de los intercambios" entre la capital y Barcelona. "Hay que fomentar las relaciones", ha reivindicado.

En declaraciones a Europa Press, el cantante catalán ha apostado por la relación intelectual entre ambas comunidades, con la finalidad de que la cultura catalana se conozca en Madrid y viceversa. "En los 60, yo ya tocaba rumba en Madrid, y aquello se llenaba", ha precisado.

El cantante actuará el próximo 2 de octubre en el Teatro Circo Price de Madrid junto a sus colegas Los Manolos y Gertrudis, con motivo en la inauguración del proyecto cultural Trànsit, nacido para promocionar las nuevas propuestas catalanas en la comunidad madrileña.

El artista, que afronta el concierto con la misma ilusión de siempre, piensa que Los Manolos y Gertrudis llevan la rumba en las venas. "Los considero mis hijos, y los considero mis amigos; aunque herederos hay muchos, tantos que no puedo nombrar a todos", ha dicho.

Peret, que ha coincidido en diversas ocasiones con Los Manolos, recuerda con cariño su actuación en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92'. "Aun así, no lo considero la cima de mi carrera, ya que está repleta de momentos", ha subrayado.

En este sentido, el cantante catalán también ha destacado sus actuaciones en el Festival Midem (1968), que le abrió las puertas de toda Europa, y su participación en el Festival de Eurovisión en el año 1974, sucediendo al grupo Mocedades con su tema 'Canta y sé feliz'.

El artista no echa de menos el pasado y asegura que, cuando actúa ante "poquita gente", lo pasa igual de bien. "Hace poco, toqué en una cárcel de mujeres en Barcelona. Había doscientas y pico, y nos lo pasamos pipa, ¿eh? Todo el mundo bailaba y cantaba", ha asegurado.

CON VISTAS AL FUTURO

A sus 75 años, pasa revista a su carrera y no se arrepiente de ninguna de sus decisiones y, en especial, de su retirada momentánea en 1982, cuando colgó la guitarra por la fe. "Fue una buena decisión. En esos años, aprendí muchas cosas, aprendí lo poco que sé", ha afirmado.

El artista, que debutó en el mundo de la música a los doce años, ya prepara su siguiente trabajo, del que no ha dado detalles, y, en el futuro, espera retirarse encima de un escenario, ya que la música sigue llenando su vida como el primer día, como en la adolescencia.

"Tengo 75 años, pero si conservo la salud y puedo cumplir los 100, me gustaría hacerlo en el escenario con dos azafatas muy guapas. Que una me pusiera la silla y la otra me diera la guitarra, y poder cantarle a mi público. Esto sería fabuloso para mí", ha concluido.

Pere Pubill Calaf, conocido como 'Peret', nació el 26 de marzo de 1935 en Mataró (Barcelona), y, a lo largo de su carrera, ha publicado decenas de trabajos, entre los que figuran álbumes como 'Una lágrima' (1968), 'Peret y sus gitanos' (1974) y 'El jilguero' (1980).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies