Suede inundan de nostalgia el arranque del Low Cost Festival

 

Suede inundan de nostalgia el arranque del Low Cost Festival

Actualizado 28/07/2012 16:16:49 CET
Suede liderado por Brett Anderson
Foto: LOWCOSTFESTIVAL.ES

ALICANTE, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Tótemes del pop británico de los noventa, los reunificados Suede inundaron anoche de nostalgia la primera jornada del Low Cost Festival, que este fin de semana se celebra en Benidorm, gracias a clásicos como We Are the Pigs, Animal Nitrate, The Wild Ones, Filmstar, Trash o Beautiful Ones.

   Liderados por un saltarín, sudoroso, glamuroso y slim fit Brett Anderson por el que no pasan los años, torrente de voz aún aparentemente intacto, Suede triunfaron fácil con un repertorio para treinteañeros en el que tampoco faltaron The Drowners, So Young, New Generation o la emotiva Saturday Night en la parte final.

   Mientras acababan su concierto estándar de noventa minutos no eran pocas las seguidoras que se arremolinaban en las primeras filas en busca de un buen sitio para el segundo plato fuerte de la velada, esos Supersubmarina cada vez más fenómeno de pop guitarrero efervescente y criticado por la facción indie más purista que parece no soportar del todo bien el éxito masivo de unos estribillos violentamente radioformulables.

   También durante hora y media Supersubmarina repasaron las canciones de su irregular segundo largo, Santa Cruz, si bien cuando realmente lograron incendiar a la concurrencia fue con temas de su debut Electroviral, tales como LN Granada, Ana, Cientocero o XXI. Esta banda crece le pese a quien le pese, con un directo a ratos no tan bueno como cabría esperar, pero siempre exultantemente efectivo. Y que tienen un cantante guapo, dicen, en plan Brandon Flowers de Despeñaperros, de esos que todos los paletos del pueblo quieren arrojar al pilón por pura envidia cochina.

   La tarde arrancó mucho antes, aún con sol, gafas y gorritos, con la diversión desenfrenada de Varry Brava. Prosiguió con el huracán rockero de The Right Ons, una de esas bandas que merecen mucho más y que debieran plantearse ya en serio cantar en español para partirlo a vida o muerte. Iván Ferreiro, barbudo, estuvo tan intenso como siempre haciendo jirones su corazón y el de cualquiera que le prestara acaso un poquito de atención en temas como Turnedo, Pobreza Extrema o las pirateras Años 80 y Promesas que no valen nada.

   La organización habla en esta primera jornada de 17.000 personas, todas ellas perfectamente repartidas en todo momento por otras actuaciones como la de los bailones We Are Standard, siempre un valor seguro para la fiesta. The Whip y The Sounds también desafiaron al desánimo con esa voraz vitalidad festivalera que parece poder con todo.

   Y más le vale descansar al personal, pues para este sábado aún deben tener energías que regalar con Placebo, Fuel Fandango, Second, Cosmonauta, Fanfarlo, La Casa Azul, Anni B Sweet, El Columpio Asesino o The Zombie Kids, entre otros. Tras desfondarse el viernes, la sesión de este sábado se antoja titánica y, por supuesto estos días, olímpica.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies