The Right Ons: "¿Hay algo que mole más que el rock n' roll?

The Right Ons
ALVARO MUNOZ-AYCUENS MTNZ.
Actualizado 12/11/2011 11:32:04 CET

La banda regresa en su tercer álbum con "tambores de guerra y guitarras más encendidas"

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

Son cinco treintañeros de Madrid y Galicia apasionados de la música y que dedican todo su "esfuerzo a hacer buenas canciones para ser felices". The Right Ons regresan con su tercer álbum, 'Get Out', un disco con "tambores de guerra y guitarras más encendidas". Es sólo rock n' roll pero, tal y como plantea a Europa Press el guitarrista Rafa Fernández, "¿hay algo que mole más?"

"Los huevos estrellados de Casa Lucio llevan igual toda la vida, las napolitanas de La Mallorquina también, el cocido de tu abuela... las cosas que están bien hechas no necesitan nada más. Sí, es 'sólo' rock n' roll, pero a la manera de The Right Ons. Esto significa que lo podrás bailar y las chicas tararearán los estribillos", argumenta Rafa Fernández.

En esta línea, explica que 'Get Out' es un disco con un "sonido muy marcado, muy cerrado en torno al rock clásico de guitarras guarras y ritmos calientes". Después de echar en falta más bandas como la suya para crear cierto ambiente musical común en España, asegura que en cualquier caso ellos van "por libres sin caer en revivals pasajeros".

El guitarrista también subraya que España es un país "muy talentoso tanto a nivel creativo, como de ejecución o puesta en escena", y aprovecha para recomendar a formaciones como Tokyo Sex Destruction, Mucho, Beth Loring, The Creyentes, Los Deltonos o Maika Makovski, por citar algunos.

Sobre si el futuro del músico es ser independiente, él tiene claro que "es un engaño pensar que un grupo solo puede hacer el trabajo de un equipo entero". "Nosotros cinco no podemos componer, grabar, tocar, buscar conciertos.... editar, distribuir, fabricar merchandising, hacer la promoción.... Nosotros trabajamos y somos como una pequeña familia en la cual, cada uno sabe su papel", destaca.

Al mismo tiempo, por ahora parece que el futuro de los músicos no pasa precisamente por los ingresos de plataformas como Spotify. En el caso de The Right Ons, el guitarrista calcula que el pasado año ganaron unos 30 euros a repartir con la discográfica y la editorial, por un total de 20.000 reproducciones. "No conozco a nadie que gane mucho de ahí, aunque en general conozco poca gente que gane dinero de/con la música, siendo músico", puntualiza.

Por eso no duda en afirmar que "en la actualidad es una empresa titánica el grabar, editar y vender un disco". A las bandas, en cualquier caso, siempre les quedará el directo, y The Right Ons están "deseando volver a la carretera", para tocar y meterse en la furgoneta, donde escuchan, mientras hacen kilómetros, "clásicos de siempre y grupos como Delta Spirit, Edward Sharp & The Magnetic Zeros o Jimmi Hendrix".

ADORACIÓN POR JIMMI HENDRIX

De hecho, Fernández se declara fan total del legendario guitarrista zurdo. "Pienso que es un gran muerto del rock... me lo imagino vivo con cerca de setenta años haciendo discos rollo Santana y se me encoge el alma. ¡Nunca hará nada de lo que avergonzarse! Le adoro, no sólo por ser guitarrista, sino por su manera de componer y cantar. Su sentido del espectáculo. Murió tan joven y dejó tanto legado", recalca.

Una vez abierta su vena fanática, añade que su grupo perfecto estaría compuesto por Hendrix y Keith Richards en las guitarras, John Bonham en la batería, Mel Schacher (Grand Funk Railroad) al bajo, Steve Wonder en los teclados, James Brown como vocalista, Iggy Pop como animador, Little Richard al piano y Tina Turner como bailarina. A hacer coros pondría nada menos que a Ray Charles, Irma Thomas y Neil Young.

Volviendo a la actualidad de su banda, Fernández avisa de que van a "poner la máquina a punto" para su inminente gira de presentación de 'Get Out', con la que recorrerán media España. "Queremos disfrutar con la gente que venga a bailar con nuestra música, seguir disfrutando de nuestra pasión, la música, y conseguir hacer muchas más canciones de las que sentirse orgulloso al cabo de los años. Tocar, tocar y tocar", sentencia.