Ticketmaster cierra su portal de reventa de entradas Seatwave por las críticas de los usuarios

Concierto de Carlos Vives en Música en Grande
JOSÉ MANUEL SÁNCHEZ–EL REY LAGARTÓN
Publicado 13/08/2018 13:23:16CET

   MADRID, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La compañía de ventas y distribución de entradas de eventos, Ticketmaster, ha anunciado el cierre de su portal de reventa de entradas, Seatwave, tras las críticas de los usuarios que la señalaban como una plataforma para especular con las entradas de grandes conciertos.

   "Hemos oído vuestras peticiones y os hemos escuchado: las webs de mercado secundario ya no os convencen y sabemos que estáis cansados de ver como otras personas compran entradas solo para venderlas y obtener un beneficio económico", explica Ticketmaster en el comunicado donde ha dado a conocer algo que califica como "una gran noticia".

   Por ello la empresa estadounidense ha decidido sustituir Seatwave por "una plataforma de intercambio entre fans dentro de Ticketmaster" donde comprar o vender las entradas que revendan los usuarios al mismo precio o uno menor del que pagaron inicialmente, según señala en el comunicado.

   De esta forma, Ticketmaster pretende atender a aquellos usuarios que habiendo comprado una entrada para un concierto o evento, y siendo la entrada un producto que no admite devolución, puedan recuperar total o parcialmente lo que pagó por ella si no puede asistir al evento.

   "La prioridad es que las entradas lleguen a manos de los fans para que puedan asistir a los eventos que desean. Sabemos que los fans están hartos de ver como algunas personas se hacen con entradas con el fin de revenderlas en plataformas de venta secundaria y sacar un beneficio, así que hemos tomado medidas", afirman desde Ticketmaster.

   Este nuevo portal estará listo en Europa a principios de 2019, según la previsión de Ticketmaster. Mientras tanto, desde este 13 de agosto "no se darán de alta nuevos eventos" en el portal Seatwave, donde ya aparece un mensaje que anuncia el próximo final de esta web, que desaparecerá en octubre en el Reino Unido, y algo más adelante en España.