Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 07/05/2009

CATALUNYA

225 piezas sobre la vida de cuatro princesas medievales explicarán las relaciones entre Catalunya y Hungría

BARCELONA, 7 May. (EUROPA PRESS) -

   La exposición 'Princeses de terres llunyanes. Catalunya i Hongria a l'Edat Mitjana' muestra a partir de hoy y hasta el 2 de agosto en el Museu d'Història de Catalunya de Barcelona 225 piezas sobre las vidas de Constanza de Aragón, Violante de Hungría, Beatriz de Aragón y Maria de Habsburgo para dar a conocer los vínculos entre las historias de Catalunya y Hungría.

   Entre las piezas, destacan el único retrato coetáneo del rey Jaume I, una pintura de 1262 que procede de Montpellier y que lo representa en una escena de caza. Otras de las piezas más espectaculares son una silla de montar tallada en hueso con motivos cortesanos de la época del rey-emperador Segimon de Luxemburgo, el tesoro de santa Isabel de Portugal y parte del conjunto funerario de Constanza de Aragón.

   Todo el patrimonio expuesto, que incluye pinturas, esculturas, libros y piezas de orfebrería, sirve para contextualizar las biografías de las cuatro princesas. Unas princesas que, según el conseller de Cultura y Medios de Comunicación, Joan Manuel Tresseras, son "una excusa no sólo para una iniciativa pedagógica, ya que también tienen detrás una investigación", recalcó.

   Fruto de esa investigación son las conclusiones que muestran, cómo detrás de los matrimonios de convenciencia que emparentaban las dinastías catalanas y húngaras estaba en muchas ocasiones la Iglesia, que exigía enlaces con reinos lejanos, para que así fuera más difícil caer en grados prohibidos de consanguinidad.

   Quizás uno de los matrimonios más conocidos sea el de Jaume I con Violante de Hungría, conocida popularmente como 'la reina santa', por provenir de una dinastía de santidad regia. Fue justamente ese el motivo por el que Jaume I se casó con ella, interesado en limpiar su imagen ante el Papa. Además de indagar en estas curiosidades históricas, la exposición pretende reforzar las relaciones entre Catalunya y Hungría, que según dijo Tresseras, "son anteriores a Kubala, aunque no sea muy de dominio público".

   Para profundizar en ese conocimiento mutuo la muestra viajará en septiembre al Museo Nacional de Budapest, aunque con algunos cambios, para dar a conocer en Hungría la historia de Catalunya. De hecho, el primer espacio expositivo de la muestra que se puede ver en Barcelona introduce a los visitantes en los inicios del pueblo húngaro,que procedente de Siberia, se estableció en la cuenca del Danubio a finales del siglo IX.

   El ministro de Cultura de Hungría, István Hiller, hizo hincapié en la importancia de la cultura en tiempos de crisis: "Lo que representaba en la Edad Media la tierra y la fábrica en el siglo XIX en el siglo XXI es el conocimiento, la educación, la cultura y la innovación", dijo, a lo que Tresseras sentenció: "Ante la crisis, cultura".

Cargando el vídeo....
 
Estrenos de cartelera
Coherence
Coherence

 

© 2014 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies