Crónica del Unicaja - Zalgiris; 67-83

Kuzminskas, ante Sergi Vidal
EUROLIGA
Actualizado 01/03/2013 23:32:32 CET

Alergia a la anestesia El Zalgiris de Plaza vuelve a sedar a Unicaja, con la clasificación muy difícil

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Unicaja de Málaga desaprovechó una gran oportunidad de acercarse a los puestos de clasificación para los cuartos de final de la Euroliga tras caer en casa (67-83) ante el Zalgiris de Kaunas, en un encuentro correspondiente a la novena jornada del 'Top 16' en el que los de Plaza se mostraron más sólidos imponiendo su ritmo y teniendo en Kuzminskas (15 puntos) a su factor determinante.

La derrota aleja a los malagueños de las cuatro primeras plazas, además de permitir que el conjunto lituano les iguale a número de victorias (4), ganándoles además el 'basket-average', crucial en caso de empates finales.

El conjunto de Repesa tuvo una puesta en escena brillante. De las de sangre caliente y cabeza fría. Los malagueños, todo intensidad y buena toma de decisiones, agujerearon el rocoso sistema ideado por Plaza (17-7, min.6).

Sin embargo, si algo sabe este Zalgiris, juegue mejor o peor, es competir. Los lituanos se reengancharon al partido limitando la máquina de producción local, que bajó con las primeras rotaciones. El partido, con claro color de Unicaja, no tenía traslación en el marcador, muy igualado.

Mindaugas Kuzminskas (15 puntos y 8 rebotes), el '3' alto convertido en pesadilla de los de Repesa en la ida, apareció en el segundo cuarto para llevar el encuentro a otro nivel, éste mucho menos del gusto de Unicaja, que comenzaba a mostrar indicios de su tradicional irregularidad. Las tuercas defensivas del Zalgiris se apretaron y el marcador, entonces sí, lo notó a la media parte (31-38).

Sergi Vidal (10 puntos), un torrente de energía, mostraba el camino a sus compañeros, excesivamente lastrados por el poco acierto exterior. El problema se acabó cuando Krunoslav Simon (13 puntos) desempolvó su rifle en el tercer período, en el que anotó casi consecutivamente tres triples que amenazaban el ritmo del bloque de Plaza, que había conseguido adormecer, a ritmo de cuna, a los locales.

Porque a pesar de dominar el rebote y haber mejorado sus prestaciones desde el perímetro, Unicaja no tenía el control del partido. Parecía pedir a gritos que Marcus Williams, o alguien en su papel, despertase el duelo.

Nadie lo logró. Lafayette (14 puntos), vertical hasta la saciedad, y de nuevo Kuzminskas, desequilibrante por no encontrar oposición a su figura, elevaron la renta báltica --y la ansiedad malagueña-- hasta los doce puntos (60-72, min.36).

Golpe mortal para un Unicaja sedado por la obra de Plaza e incapaz de encontrar la chispa que revitalizase el partido. Al contrario, hundido tras bajar los brazos en los minutos finales. Los malagueños se sitúan 4-5 y tienen en su horizonte el 'Everest' que suponen Panathinaikos, Real Madrid, CSKA de Moscú y Anadolu Efes. Una cima imponente para un objetivo cada vez más difícil.

FICHA TÉCNICA.

--RESULTADO: UNICAJA, 67 - ZALGIRIS, 83 (31-38, al descanso).

--EQUIPOS.

UNICAJA: Calloway (3), Vidal (10), Simon (13), Vázquez (8), Zoric (12) --cinco inicial--; Williams (7), Dragic (-), Urtasun (8), Lima (6), Panko (-) y Perovic (-).

ZALGIRIS: Popovic (8), Lafayette (14), Darden (9), Ksistof Lavrinovic (8), Javtokas (4) -- cinco inicial--; McGrath (6), Kaukenas (5), Kuzminskas (15), Delas (7), Darjus Lavrinovic (7) y Juskevicius (-).

--PARCIALES: 19-16, 12-22, 25-21, 11-24.

--ÁRBITROS: Guerrino Cerebuch (ITA), Tolga Sahin (ITA) y Damir Javor (SLO). Eliminaron por faltas personales a Vázquez (min.37) por parte del Unicaja.

--PABELLÓN: Martín Carpena. 4.200 espectadores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies