Maldonado: "El Barça es un equipazo, quiero mañana a mi equipo con ambición y lucha sin cuartel"

Actualizado 13/10/2008 19:36:41 CET

MADRID, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

El técnico del Kalise Gran Canaria, Salva Maldonado, reconoce que la victoria cosechada ayer en Fuenlabrada ayudó a su equipo a quitarse la "ansiedad" del cero en su casillero de triunfos, pero sabe que la competición será dura y no ha hecho más que empezar y confía en dar una buena imagen mañana ante un intratable e invicto Regal FC Barcelona.

"No podemos pensar que ganando ayer hemos arreglado todos nuestros problemas, porque durante el partido tuvimos ratos muy parecidos al del CAI Zaragoza, pero es cierto que ya dejamos atrás esa ansiedad y entonces las pérdidas ya no eran producto de eso sino de intentar hacer cosas para las que no estamos preparados, pero el equipo es cierto que no se descompuso. Estamos mentalmente bien y con capacidad de reacción", valoró.

Así, se congratuló de la "buena respuesta del banquillo" y de ver como "el equipo fue a más": "Ante el CAI jugamos mal, ayer no es que jugáramos especialmente bien, pero tuvimos momentos muy buenos y en los importantes estuvimos bien. La verdad que nos hemos quitado esa ansiedad de la primera victoria. Mañana será otra historia diferente", consideró.

El técnico no concede, además, especial trascendencia al hecho de que la victoria llegara fuera de casa, ya que en el primer encuentro habían perdido en el Insular. "Es cierto que la temporada pasada no ganamos fuera durante la primera vuelta y ya logramos la primera, pero también hay que pensar que el año pasado no perdíamos en casa y este ya llevamos una", dijo.

"PARAR AHORA DIEZ DÍAS NOS MACHACA BASTANTE".

"Además --añadió--, contra los equipos de nuestra liga no perdimos ninguno en casa y este año ya cedimos en el primero. Esas estadísticas no valen, ahora vamos 1-1, y mañana disputaremos el último partido de esta semana atípica con tres partidos en seis días, para luego estar diez días sin competir hasta el sábado 24, eso es raro, pero es lo que hay".

Y es que los canarios reciben mañana al Barça, ya que el partido se adelanta por el viaje de los azulgrana a Estados Unidos para participar en el Tour organizado por la Euroliga, y el equipo isleño se medirá al Real Madrid en un amistoso, debido a que los blancos descansan en esta cuarta jornada.

El duelo ante los azulgrana será más que complicado, aunque mantienen la esperanza de dar la sorpresa en casa: "Tenemos que pensar que viene un equipo que ha jugado los tres últimos partidos de forma arrolladora, que va de menos a más, que en las primeras partes siempre va igualado y en las segundas arrasa a su rival, eso sólo lo hacen los equipos grandes, están en forma como el curso pasado el Joventut o hace dos el Real Madrid, en la primera parte van de tanteo y llega el momento en que te meten un ritmo que te arrollan".

"Están metiendo diferencias de más de 20 puntos a los rivales en las segundas partes. Y eso es porque cuando tú flaqueas, ellos no te perdonan por eso es un partido competido, difícil, pero aquí tenemos nuestras opciones como otros años que ellos también llegaban bien y hemos conseguido la victoria. El Barça es un equipazo, pero tenemos la ilusión por ganar el partido", añadió.

Así, el deseo es ganar mañana y "hacer la fiesta el sábado" ante el equipo que dirige su cuñado. "Mañana es el día, y ante el Real Madrid intentaremos seguir trabajando y poniendo cosas en práctica".

"Parar ahora diez días nos machaca bastante, pero a ver si estamos bien mañana. Es un partido para disfrutar y está claro que si no jugamos muy bien no ganaremos, eso es un motivo más para estar alerta y para aprovechar nuestras opciones en casa. Quiero ver a mi equipo con más continuidad, más ambición y lucha sin cuartel hasta el final", sentenció.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies