Manel Comas empuña el 'látigo': "Al que levante el pie del acelerador está claro que se lo piso"

Actualizado 22/01/2008 19:45:10 CET

SEVILLA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El entrenador del Cajasol, Manel Comas, puso hoy de relieve la necesidad de continuar con la buena línea iniciada el pasado domingo, con el triunfo ante el Akasvayu Girona y, por eso, aseguró que está dispuesto a seguir apretando "el acelerador".

Y es que Comas le exige a la plantilla que no aminore el grado de implicación mostrado ante los gerundenses. "Al que levante el pie del acelerador está claro que se lo piso. No puede ser que jugadores que han peleado por títulos ahora no sean capaces de luchar contra una situación adversa. Un equipo grande es el que se levanta cuando tropieza y habían entrado en una dinámica de no entender lo que está pasando. No puede darse de nuevo esa sensación de amargura. Y eso no lo quita una victoria", espetó.

Sin embargo, el 'sheriff' lanzó también un mensaje de prudencia. "El triunfo te permite encarar la semana con distinto ánimo, pero no cabe relajarse ni un minuto. Queda mucho por recorrer y será duro, por lo que tenemos que mantenernos al doscientos por cien. No podemos mirar atrás porque lo del domingo ya es historia", dijo.

En consecuencia, Manel es consciente de que en el próximo choque, ante el Manresa, el Cajasol deberá esforzarse de nuevo para hacerse con el triunfo. "Está demostrado que si nos venimos arriba, al siguiente partido llega una mala respuesta. Hay que trabajar desde la humildad y pensando que el que viene es el mejor. En este caso además, el Ricoh Manresa está en la zona noble, viene en racha de tres victorias y después de ganarle al Tau", indicó.

Por supuesto, el preparador catalán apela al apoyo de la afición. "El partido ante Manresa es crucial y necesitamos que nuestros aficionados vengan con el traje de sufridores, porque esto acaba de empezar. Es bueno haberles dado una alegría como la victoria en Girona, pero no quiero ni oler un atisbo de euforia, porque en la ACB sacas pecho y te hunden el esternón. Hay que devolverles lo máximo posible de acuerdo a lo que nos dan y eso es muchísimo más que un triunfo a domicilio", refirió.

De todos modos, Comas mira al futuro con confianza. "A medida que el equipo vaya recuperando el ánimo, lo táctico es fácil de arreglar, porque son pocas cosas y además la plantilla es buena. No hay una explicación concreta para lo que ha pasado, pero ni aquí ni en ningún equipo. Cuando entras en esa dinámica es la suma de muchas cosas. Lo que está claro es que no se puede desfallecer del minuto 1 al 40. Debemos estar preparados para manejar cualquier situación. Si disfrutas jugando, la cara te cambia", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies