Rakovic, presentado como nuevo jugador del Gescrap Bizkaia: "No me costó tomar la decisión de fichar"

Milan Rakovic
VK COMUNICACIÓN
Actualizado 13/07/2012 18:56:13 CET

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El pívot serbio Milan Rakovic mostró este viernes su "entusiasmo y felicidad" por llegar al Gescrap Bizkaia Bilbao, reconociendo que no le costó "tomar la decisión de fichar" por el conjunto vasco.

"No me costó tomar la decisión de fichar, es un equipo profesional con grandes jugadores. Lo primero que tengo que hacer es saber que quiere el entrenador de mi", expresó el exjugador del Zalgiris de Kaunas, añadiendo que está "halagado" por fichar por el equipo vasco.

El balcánico cree que aportará a los de Fotis Katsikaris. "Es obvio que todo nace desde la defensa y ahí seguro estaré en la parte ofensiva el equipo cuenta con mucho potencial", declaró al respecto.

En cuanto a sus compañeros, habló de Nikos Zisis y de Raúl López. "Conozco a Nikos (Zisis) de haber jugador en Montepaschi, es un gran jugador y una gran persona, en cuanto a Raúl, pues me he enfrentado en Rusia, con él. Del resto va a haber tiempo para conocernos y seguro que no va a haber ningún problema, de mi parte seguro", apuntó.

Rakovic reconoció que la Liga Endesa "es la más fuerte de Europa" y que el objetivo de la temporada que viene será "alcanzar las finales de Eurocup" y "pelear por clasificarse para los puestos de 'play-off'".

PASA EL RECONOCIMIENTO MÉDICO.

El pívot serbio pasó el reconocimiento médico en la Unidad de Medicina Deportiva de IMQ y a continuación fue presentado de manera oficial como nuevo jugador del Gescrap Bizkaia Bilbao en la Clínica IMQ Zorrotzaurre.

En primer lugar, se le realizó un reconocimiento médico-deportivo de alta competición. Además, se le ha realizado también una prueba de valoración isocinética, que permite medir la fuerza muscular que se ejerce durante un movimiento determinado y a una velocidad constante. Ambas pruebas las superó con facilidad el que ya es considerado como nuevo 'hombre de negro'.

Por lo tanto el pívot serbio de 27 años formado en el Partizán de Belgrado estará las dos próximas temporadas en el conjunto vasco y refuerza la 'pintura' tras la salida de Marko Banic. En su último equipo con el Zalgiris de Kaunas promedió 7.1 puntos y 2.6 rebotes por partido.