El Barça confía en el Palau para salvar su primer 'match ball' por el título

Actualizado 22/06/2007 2:01:08 CET

BARCELONA/MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Real Madrid y Winterthur FC Barcelona disputan hoy en el Palau Blaugrana (21:30 horas/La2) el tercer partido de la serie final de la ACB que marcha con claro color madridista tras el 2-0 conseguido por los blancos en Vistalegre.

Los azulgrana deberán hacer frente a la historia que dice que nadie ha conseguido darle la vuelta a un 2-0 en una final del 'play-off', pero confían en ir paso a paso y comenzar por salvar sus dos primeros 'match balls' en casa hoy y el domingo antes de pensar en volver el martes al coliseo blanco.

El reto es mayúsculo para el equipo de Dusko Ivanovic, derrotado en los dos partidos en cancha madridista, donde mejoró en el segundo encuentro (83-80) aunque, como ha reconocido su líder, Juan Carlos Navarro, el Madrid fue "mejor" y ello obliga a seguir mejorando para poder anotarse un triunfo.

Parar a Felipe Reyes, el jugador decisivo del segundo partido y habrá que ver si también del desenlace de la final, autor de seis puntos en el final del partido, será una de las consignas del Barcelona en este tercer encuentro, el primero en Barcelona y el primero sin margen de error para los azulgrana.

El Barcelona se encomienda al calor del Palau Blaugrana para tratar de igualar la serie y forzar un quinto partido en Madrid. Este año, ya sabe lo que es resolver en feudo rival, lo hizo en la pista del Tau de Vitoria en el quinto partido de las semifinales, aunque no tuvo que jugar con un 2-0 en contra.

El cuadro catalán había logrado ganar el segundo partido en Vitoria, aunque luego cedió uno como local, y acabaron triunfando en Vitoria en un partido que ponía en juego su clasificación para la Euroliga. Ahora, sin esa presión añadida, quiere mantenerse con vida y romper con la historia de los 'play-off'.

De las 12 ocasiones en que se llegó al tercer partido con 2-0, en cinco de ellas el conjunto que tenía el factor cancha en contra logró forzar, al menos, un cuarto partido (2-1), mientras que en siete la final se decidió con autoridad (3-0) y siempre ganó el que contaba con factor cancha a su favor.

REYES SERÁ CLAVE

Así, la historia está a favor de los blancos, que, no quiere dejar escapar esta oportunidad de sumar el doblete. La ventaja les permite cierta relajación para el duelo de hoy, sobre todo después de la intensidad con la que se han vivido los dos primeros, que se resolvieron en los últimos instantes.

Dos triples consecutivos de Axel Hervelle y Marco Tomas resolvieron el primer choque 69-62, mientras que el segundo (83-80) se resolvió en el último minuto, al que se llegó con empate a 75 tras un par de buenas acciones de Felipe Reyes, que volvió a ser clave con sus 23 puntos y siete rebotes.

Bullock sigue si estar en plan estelar, pero con cuentagotas volvió a ser muy importante para su equipo con 21 puntos, y, sobre todo, recuperando su fiabilidad exacta desde el tiro libre, con pleno de diez.

Los blancos volvieron a echar en falta mayor acierto desde el perímetro, con sólo siete aciertos de 23, pero el juego interior fue una vez más la clave del partido, con el dúo Reyes-Hervelle inmenso y bien ayudado por Mumbrú.

El de hoy podría ser el último partido para los blancos de una temporada en la que han cumplido con creces las expectativas iniciales de llegar a finales, habiendo alcanzado las tres, y, por el momento con un título en sus vitrinas y la posibilidad de sumar el segundo ante el mismo rival que les dejó sin la Copa del Rey en Málaga.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies