El Barcelona logra una trabajada victoria en la Euroliga

ivanovic-dusko-entrenador
Actualizado 03/01/2008 0:09:34 CET

ROANNE (FRANCIA), 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

El AXA FC Barcelona cosechó una trabajada victoria ante el Chorale Roanne francés por 79-89 en la décima jornada de la Euroliga tras un partido en el que Jordi Trias y Jaka Lakovic, con una espectacular reacción en el tercer cuarto, fueron los artífices de la victoria.

Los de Dusko Ivanovic salieron al Maison de Sports con la firme intención de hacer olvidar su varapalo en Menorca en Liga ACB y consiguieron un triunfo importante que le permite seguir segundo del grupo C, sólo por detrás del todopoderoso Panathinaikos griego.

El choque tuvo en su inicio al veterano Pepe Sánchez como protagonista demostrando su valía dando asistencias porque, con apenas 11 minutos de juego, ya había repartido seis, haciendo que los suyos maximizaran cada jugada de ataque, sobre todo Jordi Trias, su mejor aliado.

El Roanne se defendió con inteligencia e impidiendo que los jugadores exteriores del AXA Barça seleccionaran bien sus tiros. Así, esto sirvió para que el conjunto francés se hiciera dueño de las primeras ventajas, aunque nunca definitivas merced al empeño del capitán Roger Grimau.

El '44' culé se encargó de acabar con la reacción local por dos ocasiones. Ambas en el segundo cuarto cuando Marc Salyers, el mejor del Roanne, abrió el electrónico (39-33, min.17). Y es que los de Ivanovic jugaron de forma intermitente, dando opciones a los locales por su pasividad en defensa más que por su inefectividad en ataque.

Los catalanes, capaces de hacer el mejor de los encuentros cuando se miden al Real Madrid, bajan el nivel de forma considerable ante rivales de una teórica inferioridad y tienen que sufrir, a veces en exceso, para lograr un triunfo que sería mucho más sencillo con la actitud de otros encuentros.

REACCIÓN EN EL TERCER CUARTO

El conjunto español se encomendó, una vez más, al esloveno Jaka Lakovic para darle la vuelta al marcador, y a un inspirado Trias, el mejor de los suyos, hicieron posible que la victoria estuviera un poco más cerca. Un triple del base, que este año está tocado por el divino acierto, y otros cuatro puntos, desde la línea de personal, y de un tiro de seis metros fue su bagaje en apenas tres minutos para dar la delantera a su equipo.

No obstante, en ningún momento los pupilos de Ivanovic pudieron adquirir ventajas de peso ante la peor defensa de la competición, sino que sufrieron nuevas embestidas de Salyers, que hicieron del marcador algo alocado sin un claro color dominante.

Finalmente, la victoria se quedó en manos de los blaugranas, segundos de su grupo con ocho partidos ganados tras diez disputados. Los catalanes recibirán en la próxima jornada al Panathinaikos, vigente campeón y casi invencible.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies