Ettore Messina: "Es un engaño colectivo el pensar que estar en el Real Madrid implica que se tiene que ganar"

 

Ettore Messina: "Es un engaño colectivo el pensar que estar en el Real Madrid implica que se tiene que ganar"

Ettore Messina
ANGEL MARTINEZ
Actualizado 07/02/2011 15:21:51 CET

"¿Quién puede tener la obligación de ganar? La historia, la tradición... son valores importantísimos, pero no meten canastas ni cogen rebotes" Sobre los tiempos muertos televisados: "Es una violación de la intimidad de los jugadores y esto se está convirtiendo en Gran Hermano"

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El entrenador del Real Madrid de baloncesto, Ettore Messina, se ha mostrado contundente al ser cuestionado sobre la obligatoriedad del equipo de ganar un título, considerando que esa presión ha sido una de las grandes causantes de los últimos fracasos, comenzando por la Copa del Rey, donde esta semana los blancos buscarán un título que se les resiste desde 1994.

"Me conformo con lo que ha dicho Jose Mourinho, que es jugar al mejor nivel posible, intentar ganar cada partido y si al final somos segundos... lo intentaremos el año que viene", añadió, utilizando las palabras del técnico del Real Madrid de fútbol, durante su presencia en el Foro Fundación Ferrándiz-As.

"¿Quién puede tener la obligación de ganar? ¿Hay alguien tan fuerte que puede vivir con esa obligación? La historia, la tradición... son valores importantísimos, pero no meten canastas ni cogen rebotes. Se tiene que competir, no entiendo el deber de ganar. Tenemos la ilusión de ganar, pero no metamos a los jugadores la presión añadida que tienen que ganar", sentencia.

"Es la primera razón por la que no se ha ganado aquí en los últimos años. Este engaño colectivo de pensar que estar en el Real Madrid implica que se tiene que ganar. Mi consejo es empezar a entender que existen los demás. La regla es competir y, si no os gusta, que venga otro, aunque ya habéis cambiado a muchos. El respeto al club se demuestra compitiendo cada día", recalcó, rechazando con rotundidad la idea de que estar en el Real Madrid implica el deber del triunfo.

"SERÍA UN ERROR EMPEZAR A HABLAR DE LA FINAL".

Por eso, de cara a la Copa del Rey pide cautela. "Entiendo que todos esperan una final Real Madrid-Barcelona, pero en mi pequeño mundo estoy centrado en el Gran Canaria 2014, un equipo juega muy bien, está bien entrenado por Pedro Martínez y no pondrá las cosas muy difíciles. Y sería un error empezar a hablar de la final", pidió.

Así, Messina avisó de que "va a ser una Copa del Rey muy dura, con un primer partido muy duro": "Si lo ganáramos pensaríamos en las semifinales y luego en la final, no puedo vender otra cosa, no soy un vendedor. Y no podemos cargarnos con la responsabilidad de que las 16 anteriores ediciones, sólo de la del año pasado. Jugamos una pésima final, pero después de haber hecho una buena Copa en la que nadie ha apostado por nosotros".

El italiano, sin querer pensar en la final, sí asegura que le "encantaría que el deseo de los jugadores fuera enfrentarse" al Regal FC Barcelona y pensar en ganarles y no en que sería mejor que les eliminen antes y verles las caras con otro rival, aunque ignora en qué habrá cambiado la situación con respecto al duelo de hace poco más de un mes.

"¿La diferencia? Nos lo dirá la cancha si jugamos contra ellos. Sé que mi equipo está creciendo, cada día lo hace mejor, y esto es algo que empieza a darte una identidad de equipo", se congratula.

Utilizando la misma rivalidad futbolera, espera con ganas la final copera del próximo abril. "Creo que a un partido hay más oportunidades de ganar al Barça que en una liga larga. Me interesa ver como los entrenadores preparan los partidos. El que ganó 5-0 podría pensar que es fácil, pero Guardiola sabe que no es así y Mourinno querrá tener a su equipo motivado, pero no sobremotivado", argumentó.

Respecto a sus propios jugadores, destaca que su deseo es que su equipo "viva en la realidad, para lo bueno y para lo malo", recalca, asegurando que en este momento está satisfecho con lo que tienen día a día en su equipo. "Estamos contentos porque nuestro objetivo era crear un equipo que pueda jugar con humildad e inteligencia, que no tenga miedo en ninguna pista, que pueda pensar en más allá del resultado de hoy. Para llegar a la plena madurez es importante ganar, pero no podemos pensar en que las cosas son a vida o muerte cada vez que se juega por un título", subrayó.

Hablando de nombres propios, se congratuló de la progresión de Nicola Mirotic y explicó que su preocupación era "no quemarle", sabiendo que "la calidad y técnica la tenía". "Por eso fui demasiado prudente, pero las cosas están saliendo", valoró argumentando así su decisión de que el jugador no conceda entrevistas, con el objetivo de que sean los que le conocen los que le "presenten" y no por "taparle la boca".

Además, opinó que "Pablo Prigioni está muy bien, quizá en su mejor momento desde que ha llegado al Madrid y que a Sergio Rodríguez le ha costado volver a adaptarse al baloncesto europeo después de tres años fuera, sobre todo porque había perdido la sensación de que "cada posesión es clave". Sobre Jorge Garbajosa reconoce que "no está contento de la situación, eso es normal y entendible, pero está trabajando como siempre como el profesional que es", añade.

"NADIE ME HA DICHO 'MIRA, GILIPOLLAS, MEJOR QUE TE VAYAS'".

En otro orden de cosas, se mostró contundente contra sus críticos: "La democracia es la democracia, no puedo decir nada. Tampoco puedo decir que se mire lo que he hecho ante porque sólo cuenta el presente y el futuro. Pero ninguno de estos ha dado la cara y me lo ha dicho a mí. Nadie me ha dicho 'mira, gilipollas, mejor que te vayas'. No puedo tener en cuenta la opinión de gente que es tan cobarde, acepto la crítica, pero no al que se esconde detrás de un pseodónimo o del sarcasmo".

Además, Messina rechazó de pleno el hecho de que los tiempos muertos se ofrezcan a través de la televisión. "Creo que es una violación de la intimidad de los jugadores. Esto se está convirtiendo en Gran Hermano. Me parece una falta de respeto y no me gusta para nada. No tengo problemas en que se me hagan preguntas antes de cada cuarto o como en la NBA, que se grabe y se ponga luego", expresó, asegurando que hay entrenadores que tienen 'espías", aunque diciendo que no es el caso del Real Madrid.

Por otra parte, agradeció a la afición el cariño que tributa al equipo, defendiendo "que llevan muchas temporadas en las que se han enamorado y luego no han recibido lo que han querido". "En los últimos años las decepciones han sido muchísimas, por eso tenemos que que ser nosotros que demos primero", opina.

Una de las quejas de los seguidores ha sido el traslado a la Caja Mágica, disgusto que el técnico entiende, aunque bromea al asegurar que este tipo de debates le ayudan a trabajar más aislado con su equipo, que atraviesa un gran momento, con diez victorias en 2011, pero que, avisa, "seguirá teniendo altibajos y momentos de irregularidad, algo propio de su juventud".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies