Grupo A: Francia, anfitriona y favorita con Rusia como único escollo

Nico Batum y Boris Diaw en el Francia - Lituania
FIBA
Actualizado 04/09/2015 14:44:56 CET

MADRID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

La vigente campeona del Eurobasket, Francia, tratará de igualar la gesta conseguida por España en 2009 y 2011 con su segundo título consecutivo, algo para lo que Tony Parker regresa para liderar de nuevo a un combinado galo que partirá con el apoyo del público a su favor, tanto en la fase final de Lille como en el grupo A, en el que Montpellier acogerá su primera fase con Rusia como principal amenaza.

Ausente en el Mundobasket 2014 de España por lesión, donde 'les bleus' eliminaron a la anfitriona en cuartos de final y se colgaron el bronce ante Lituania tras caer en semifinales ante Serbia, Tony Parker comandará desde la cancha a los de Vicent Collet en su lucha por tomar el cetro de España como gran dominadora del continente.

Descansado tras la tempranera eliminación de los San Antonio Spurs a manos de Los Angeles Clippers, el base retorna para comandar a un equipo que solo se pone el oro como meta, y en el que encabeza al equipo con más jugadores NBA, seis, compartiendo galones con su compañero de equipo Boris Diaw y el alero Nicolas Batum.

Con su capacidad física como mayor virtud, sobre todo en la pintura, aunque no exentos de talento, más por fuera que por dentro, Francia parte como la favorita número uno al título gracias a una rotación extensa que cuenta con jugadores de altísimo nivel como Nando de Colo y clásicos como Mickael Gelabale o Florent Pietrus.

Joakim Noah, que solo ha jugado el Eurobasket de 2011, donde Francia se colgó la plata tras caer en la final con España, será la ausencia más destacada junto a Fabien Causeur, Thomas Heurtel y también Alexis Ajinca y Antoine Diot, lesionados en la preparación y sustituidos por Mouhammadou Jaiteh y Leo Westermann. Los cuatro cambios respecto al bloque campeón de 2013 los completan Evan Fournier y Rudy Gobert.

TRAS SU SANCIÓN, RUSIA FINALMENTE ESTARÁ EN EL EUROBASKET

El mayor rival de los franceses en el grupo será Rusia, que finalmente estará en un Eurobasket en el que peligraba su participación, debido a los escándalos de su federación, sancionada por la FIBA.

Los de Evgeny Pashutin ya no son el equipo que se colgó el bronce en los Juegos Olímpicos de 2012 y en el Eurobasket 2011, ni mucho menos aquel que se proclamó campeón de Europa en Madrid ante España en 2007, sino un equipo muy rejuvenecido en el que Vitaly Fridzon y Sergey Monya son los nombres más conocidos ante las bajas de Alexey Shved o Sasha Kaun.

Andrei Kirilenko decidió retirarse y no ayudará a un combinado nacional, que tratará de ponerle las cosas difíciles a Francia en la lucha por el liderato en un grupo en el que el acceso a la segunda fase es innegociable, ya que lo completan selecciones de menos renombre como Bosnia, Polonia, Finlandia o Israel.

De ellos, los fineses fueron los únicos presentes en España el pasado verano gracias a una de las 'wild cards', y pretenden seguir creciendo guiados por Petteri Koponen o Sasu Salin. Israel, habitual en el panorama europeo, tratará de superar sus malos resultados de la última década con Omri Casspi, Yogev Ohayon y D'or Fischer.

Algo ocurre con Polonia, que aprovechó su condición de anfitrión del Eurobasket 2009 para consolidarse en Europa y que puso en algún aprieto a España en su preparación, aunque con resultados discretos a mejorar de la mano de Marcin Gortat y sin Maciej Lampe. Finalmente, Bosnia-Herzegovina regresa tras su ausencia en 2013 con Dusko Ivanovic en el banquillo, pero con importantes bajas como las de Mirza Teletovic, Nihad Djedovic y Jusuf Nurkic.