Laso: "Los cuatro finalistas tenemos un éxito increíble"

Pablo Laso
EUROPA PRESS
Publicado 16/05/2017 16:49:28CET

MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

El entrenador del Real Madrid, Pablo Laso, dejó claro este martes que en agosto habría "firmado" que a 16 de mayo fuesen campeones de las ligas regulares de la Euroliga y de la Liga Endesa y de la Copa del Rey, y aseguró que no consideraría "un fracaso sino un éxito increíble" no ganar la Final Four de la máxima competición continental que se celebra en Estambul a partir de este viernes.

"El trabajo previo ha sido muy bueno, si en agosto me dicen que a 16 de mayo hemos sido campeones de la liga regular de la Euroliga y de la de la Liga Endesa, y campeones de Copa, lo hubiera firmado", aseveró Laso ante los medios este martes.

Para el vitoriano, "todo lo anterior" que ha hecho su equipo le "da la tranquilidad" de que sus hombres están haciendo "las cosas muy bien" después de una "temporada un poco especial" por el novedoso formato de la Euroliga y pese a que también ha habido "momentos difíciles".

El preparador madridista también recalcó que "hubiera firmado cualquier rival" en esta Final Four pese a tener enfrente a un Fenerbahce que contará con el apoyo del público. "Es muy difícil prever partidos en baloncesto contra cualquier rival y mas contra el Fenerbahce, que tiene muchas armas", aclaró.

"Tiene mucho juego exterior, un 'pick and roll' agresivo con
Sloukas, Bogdanovic y Dixon, jugadores que pueden ir al poste, tirar y buenos defensores como Datome o Antic, y pívots dominantes. Es muy completo y puede competir en cualquier situación", añadió. Sin embargo, no olvida que en el 'playoff' de cuartos del año pasado quedó la "imagen" de que Epke Udoh fue "muy dominante" y que su "importancia es muy importante" en el conjunto turco.

Por ello, tiene claro que para "ganar a estos rivales tienes que hacer muchas cosas bien: el rebote, la defensa, no perder balones, tener buenos porcentajes de tiro", enumeró, puntualizando igualmente que "lo bonito del baloncesto es que puedes predecir, pero no es matemático".

Laso recordó que ya han jugado "alrededor de 70 partidos" este año. "Hemos hecho partidos muy, muy buenos y muy, muy malos. Ha habido muy malos que hemos ganados, pero en todos los que hemos jugado muy bien hemos ganado. Siempre espero la mejor respuesta de mi equipo en partidos de este tipo", subrayó.

"LLEGAR A ESTA SITUACIÓN ES IDÍLICO"

"Las Final Four son finales; no eliges, llegas. Estoy orgulloso de que estemos y ahora tenemos que prepararnos lo mejor posible", prosiguió el exjugador, al que no le da "vértigo" la situación. "Es ilusión porque están los cuatro mejores de Europa están, que lo han demostrado, de diferente manera, durante todo el año. Llegar a esta situación es idílico", remarcó.

Así, cree que en una 'F4' "no hay favoritos". "No me considero nunca favorito ni inferior a nadie", declaró Laso. "Según tú, hay tres equipos que fracasan y yo creo que los cuatro tienen un éxito increíble. Son cuatro campeones, llevan toda la temporada en lo alto y llegan a mayo a jugarse la Euroliga y ¿pierden un partido y fracasan? Para mí no, ninguno de los cuatro fracasa, el éxito está más que conseguido", replicó a un periodista sobre si era un fracaso no ganar el título continental.

Preguntado por Zeljko Obradovic, el cual le entrenó en su paso por el Real Madrid, el técnico vasco resaltó su "suerte de tener grandísimos entrenadores". "De algunos aprendí mucho qué hacer y de otros lo que no hacer. En el caso de Zeljko, para mí fue un cambio, nunca había salido de Vitoria y fue otra visión del baloncesto de altísimo nivel en la que él ya estaba acostumbrado", rememoró.

"Fue una enseñanza continua cada día. Es una persona que transmite mucho y que sabía llegar muy bien al jugador en los momentos importantes, lo que me chocaba y admiraba. Nadie duda de que es uno de los grandes entrenadores europeos", sentenció del técnico balcánico.

Laso confesó que le "jode dejar a alguien fuera" para esta cita, pero que todos sus jugadores son "conscientes de estar ante una final" y que está "muy tranquilo porque cualquiera puede sentirse importante independiente de que juegue o no", mientras que afirmó que "en un grupo de trabajo todo el mundo tiene su responsabilidad y cuota de liderazgo".

Finalmente, el entrenador del Real Madrid admitió que no piensa "mucho" en el tema de la seguridad en Estambul tras los atentados del año pasado. "Creo que tengo más cosas en mi cabeza. Ha habido atentados en todo el mundo y mi manera de ser huye de la palabra miedo, no creo en ella, se basa en lo que va a pasar mañana y como no sé lo que va a pasar mañana, no pienso en ello. Mi familia no va y ellos están tranquilos", zanjó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies