McCalebb asalta el Palacio de los Deportes

Mccalebb Y Andersen, Verdugos De Los Bilbaínos
EUROLIGA
Actualizado 25/01/2012 23:10:37 CET

El Montepaschi demuestra su fortaleza y se lleva un 'basket average' de 19 puntos

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Real Madrid ha caído derrotado (69-88) ante el Montepaschi Siena en un gris encuentro de los blancos, que en ningún momento se encontraron cómodos sobre la pista, donde fueron muy inferiores respecto al cuadro transalpino, liderado por el macedonio McCalebb, y cuya peor noticia para los blancos fueron esos 19 puntos de desventaja en el 'basket average' respecto a su rival más directo por la primera plaza del grupo.

El Palacio de los Deportes acogía un duelo de Euroliga 14 años después, y lo hacía a lo grande, con dos de los mejores equipos del Viejo Continente, el Real Madrid y el Montepaschi Siena, líderes de la liga española e italiana, respectivamente. En un duelo que los blancos perdieron ante un rival que parece tenerles cogida la medida, puesto que ya doblegó a los blancos en dos ocasiones el curso pasado, en el cierre del 'Top16', en una derrota que propició la dimisión de Ettore Messina, y en la lucha por la tercera plaza en la 'Final Four'.

Con un 9% de acierto en el tiro de 'dos' tras la disputa del primer cuarto, los blancos no hicieron sino contemplar cómo el Montepaschi Siena se disparaba en el luminoso, magistralmente comandado por el base macedonio Bo McCalebb, con diez puntos en su haber. Tras dos triples esperanzadores de Mirotic y Carroll, los de Pianigiani firmaron un parcial demoledor (0-14), en una hemorragia que el Madrid sólo pudo taponar parcialmente con un tiro libre de Carroll. De este modo, al término del primer acto, los toscanos doblaban (15-31) la puntuación de los locales.

Transcurridos cinco minutos del segundo periodo, no sólo los de Pablo Laso no recortaron la distancia, sino que los toscanos seguían ampliándola (20-40). Tras mejorar los porcentajes de anotación y con Tomic y Reyes rebañando los balones que el hierro escupía, los blancos recortaron distancias antes de la, presumiblemente, 'encendida' charla del técnico vitoriano y encararon el túnel de vestuarios con un doloroso 34-47 campeando en el marcador.

EL MADRID NUNCA DERRIBÓ LA BARRERA PSICOLÓGICA DE LOS DIEZ PUNTOS

Una canasta acrobática de Pocius a aro pasado hacía presagiar una salida en tromba de los blancos, pero el que realmente salió 'enchufado' fue, de nuevo, McCalebb, eléctrico y decisivo en sus acciones. En el otro lado de la pista, Tomic protagonizó una concatenación de tiros tan desafortunados, que la grada se lo recriminó.

Con el equipo transalpino imparable en ataque, el equipo local echó de menos al que debería ser su máximo artillero, Jaycee Carroll, con ocho puntos al término de un tercer cuarto que neutralizó el espíritu de remontada de los blancos (48-65).

El último cuarto arrancó con un triple de Lavrinovic que sentó como una losa en el ánimo local. Para volver a meter a su equipo en el partido, Laso recurrió a una táctica que viene usando en los últimos encuentros, situar en pista a sus dos bases titulares, Sergio Rodríguez y Sergio Llull, actuando de 'uno' y de 'dos', en una fórmula que funcionó, a tenor del resultado, con un parcial (12-2) para los blancos. Ora el recuperado Mirotic por fuera, ora un colosal Reyes por dentro, el Real Madrid fue reduciendo la ventaja de los transalpinos (60-70).

No obstante, el sueño blanco no se pudo completar, en unos últimos minutos caóticos, donde los locales pusieron más corazón y coraje que cabeza y juego. De este modo, los toscanos se hicieron con la victoria en un partido en el que tan sólo el incombustible Reyes estuvo a la altura en las filas madridistas, con 17 puntos y 15 rebotes, y en el que el macedonio McCalebb, con 36 de valoración marcó la diferencia entre ambas escuadras.

De este modo, tras los resultados de la primera jornada, donde el Real Madrid venció a domicilio (80-81) al Unicaja con una última canasta portentosa de Mirotic, los merengues quedan con una victoria y una derrota en su haber, y tendrán que esperar un traspiés de los italianos o hacer la machada en Siena, en un pabellón donde el Barcelona perdió el único partido en esta edición de la Euroliga, para concluir primero de su grupo y evitar un cruce con el temible CSKA de Moscú en los cuartos de final.

FICHA TÉCNICA.

--RESULTADO: REAL MADRID, 69 - MONTEPASCHI SIENA, 88.

--EQUIPOS.

REAL MADRID: Sergio Llull (8), Carroll (12), Singler (2), Tomic (4), Mirotic (7) -quinteto inicial--, Sergio Rodríguez (3), Felipe Reyes (17), Begic (4), Pocius (9), Suárez (3).

MONTEPASCHI SIENA: McCalebb (25), Thornton (8), Moss (10), Michelori (2), Andersen (11) --quinteto inicial--, Zisis (3), Rakocevic (9), Ress (2), Stonerook (2), Aradori (-), Lavrinovic (16).

--PARCIALES: 15-31, 19-16, 14-18, 21-23.

--ÁRBITROS: Carl Jungebrand (FIN), Recep Ankarali (TUR) y Spiros Gkontas (GRE). Eliminaron a Stonerook por faltas personales.

--PABELLÓN: Palacio de Deportes. 8.431 espectadores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies