El Tau Cerámica asalta Vistalegre y se coloca a una victoria del todavía líder Real Madrid

EP
Actualizado 03/02/2008 1:04:45 CET

MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Tau Ceramica resolvió (80-82) en un agónico último cuarto su visita a Vistalegre, donde el Real Madrid demostró por qué continúa líder a pesar de una ajustada derrota en la que el acierto del lituano Jasaitis y Sergi Vidal resultaron claves.

De salida, ambos conjuntos plantearon un encuentro sustentado en la larga distancia. Así, tres triples de Charles Smith, por partida doble, y Raúl López junto a dos tiros de seis metros de Felipe Reyes, que continúa ampliendo su rango tiro a pasos agigantados, mantuvieron a los blancos. Mientras, los baskonistas se sostuvieron merced al acierto de Teletovic y Prigioni desde la línea de 6,25, una igualdad en el acierto que se tradujo también en el marcador (15-14) a falta de tres minutos para el final del primer parcial.

Así las cosas, fue el Tau Cerámica el primero que buscó nuevos caminos hacia el aro. Los de Neven Spahija apostaron por los kilos y la envergadura de Will McDonald que empezó a hacerse notar en la zona. Un '2+1' de Segi Vidal en un mortífero contrataque acabó de corroborar este cambio de principios en los visitantes, que se pusieron por delante. Un mando que no abandonarían en lo que quedó de parcial (17-21).

El inicio del segundo cuarto catapultó a la pista a dos de las armas más importantes de la munición de cada equipo. De un lado, Louis Bullock, elevado a los altares del madridismo por su mágica actuación en la prórroga ante el Panathinaikos, que se encargó con tres acciones marca de la casa de recordar a su afición que lo del pasado jueves no fue un bonito sueño. De otro, Zoran Planinic, que trató de buscar su superioridad física posteando una y otra vez en la 'pintura', incluso ante la reacción de Joan Plaza, que no tardó en situar encima suyo a Kerem Tunceri.

Sin embargo, el Real Madrid nunca dejó escaparse a su rival. En realidad, ninguno de los conjuntos se lo permitio a su oponente. Dos palmeos del belga Axel Hervelle colocaron a los merengues uno arriba (26-25) con seis minutos para el descanso. Tres más tarde, una sútil penetración de Planinic colocó de nuevo a los suyos a un punto (31-30).

VIDAL IRRUMPE ANTES DEL DESCANSO.

Y es que el férreo intercambio de golpes no cesó hasta que la bocina mandó a los dos conjuntos a la ducha. Así, ninguna repercusión dejó en el marcador la borrachera anotadora de Sergi Vidal en el tramo final del segundo parcial. Ocho puntos consecutivos del escolta vitoriano, para un total de 15, incluyendo dos triples cuando el reloj agonizaba dentro del último minuto, que tan sólo sirvieron para que los de Spahija acabaran el medio tiempo con una exiguo margen a su favor (40-41).

El paso por los vestuarios apenas cambió la decoración del encuentro. Las igualadas se sucedieron una (43-43), dos (45-45), innumerables (49-49) veces en un tercer cuarto en el que tampoco hubo un dominador claro. Ni tan siquiera una de esas jugadas con efectos devastadores trajo el ansiado cambio de rumbo. Una posible falta en ataque de Vidal desembocó, gracias a la asistencia de Prigioni, en un impresionante mate (49-51) de Splitter delante de Hervelle, lo que hizo despertar a la aletargada grada de Vistalegre.

LA REACCIÓN DE VISTALEGRE INSUFICIENTE.

El 'efecto Vistalegre' tan alabado por Plaza apareció entonces para ayudar a su equipo a colocar el 63-56, máxima diferencia del encuentro, después de la enésima penetración de Bullock y dos canastas de Sekulic. Sin embargo, el tino de Prigioni desde la línea de personal dejó todo por decidir en la antesala del último cuarto (63-58).

Estos diez minutos finales comenzaron con una viscosidad que no había surgido en ningún momento del encuentro. Los dos equipos medían los pasos de su oponente y un tiro libre de Teletovic se convirtió en el oasis del desierto de los dos primeros minutos.

Pero, el acierto no tardó en reaparecer. Así, dos triples seguidos del lituano Jasaitis lanzaron de nuevo al Tau por encima en el marcador (65-67) a falta de seis minutos. Bullock dio la réplica para los madridistas (68-67), pero Teletovic acabó de convertir el electrónico en un tiovivo que no parecía tener fin (68-70).

Nada más lejos de la realidad. La dentallada del Tau Cerámica fue letal para los madridistas, que no lograron sopreponerse a dos canastas de McDonald y un triple de un viejo conocido como Rakocevic. La hemorragía blanca goteó hasta la barrera de los diez puntos (68-78)después de un tiro libre de Teletovic con poco más de dos minutos para el final.

Visto el devenir del partido, tocaba apelar al 'dios' Bullock, 27 puntos esta tarde, y el 'mesías' no defraudó con un triple que colocó a los suyos a cinco de distancia a falta de 1:31 para el final. A contrarreloj, Raúl Lopez trató de arreglar una inexplicable pérdida anterior con una bandeja encima de McDonald que puso el 75-80.

El escolta de Flynt volvió a aparecer para anotar tres libres consecutivos y con una bandeja de Tunçeri pusieron toda la presión a Rakocevic (80-81) a falta de 16 segundos para el final. El ex madridista anotó el segundo y las opciones del Real Madrid expiraron con un triple fallido de Smith sobre la bocina.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies