Albert Rocas reconoce que deja el balonmano tras una trayectoria que ni él "hubiera soñado"

Albert Rocas homenajeado en la COE
RFEBM
Publicado 03/04/2018 17:03:43CET

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

Albert Rocas reconoció que quiere quedarse con la "parte positiva" de lo que ha dado el balonmano y agradeció todo el apoyo recibido durante una carrera deportiva a la que puso fin hace unos días para firmar un palmarés que ni él "hubiera soñado".

"Me gustaría irme como cuando llegué. He sido una persona que siempre ha querido sonreír, incluso cuando las cosas van mal, porque creo que esa es una de las bases del deporte, la de sacar siempre la parte positiva", declaró Albert Rocas en el homenaje a su trayectoria celebrado este martes en la sede del Comité Olímpico Español (COE).

Para el catalán, "es un privilegio dedicarte a lo que siempre has amado y que se convierta en tu profesión". "Siempre digo que me quedo con que me he divertido. En el momento en el que yo dejara de divertirme, como en la temporada pasada, sabía que era el momento de colgar las botas", subrayó.

El campeón del mundo en 2005 y 2013 no quiso olvidarse de nadie en su despedida, agradeciendo la "cercanía" del presidente del COE, Alejandro Blanco, a todos los entrenadores que ha tenido porque de todos ellos ha "aprendido algo", y de su familia, especialmente sus padres. "Me dejaron irme de casa con 14 años sin obligarme a quedarme. Es muy fácil ser egoísta con tus hijos, pero ellos me dieron la posibilidad de cumplir mi sueño", expresó.

Visiblemente emocionado, Rocas también dedicó su despedida a tres piezas clave en su trayectoria. "El primer entrenador que tuve, un loco que venía de Burdils, fue capaz de llevar el balonmano a mi pueblo y crear un equipo de la nada. A él le debo todo, el querer este deporte y aprender lo más básico. A mi hermano, porque fue quien empezó a jugar al balonmano y siempre fue alguien en quien verme reflejado como modelo", confesó.

"Y luego Juan Carlos Pastor, quien me hizo entender lo que significaba el balonmano. Él me hizo jugador de Primera División, vio cosas en mí que ni yo era capaz de ver. Todo lo que vino después, para mí, es algo que ni yo hubiera soñado", añadió en referencia al seleccionador nacional entre 2004 y 2008 y con el que, además del oro mundial, conquistó una plata continental (2006) y un bronce olímpico (2008).

En su despedida le acompañó Alejandro Blanco, que recordó que la Real Federación Española de Balonmano (RFEBM) es un "modelo" a nivel de federaciones y que ha demostrado ser "más que un equipo". Además, hizo entrega de la camiseta que usaron los 'Hispanos' en Croacia con todas las medallas que ganó Albert Rocas en la espalda y una distinción del organismo.

"Junto a tus 175 partidos con la selección que te avalan, yo me quedo que en Pekín 2008 fuiste nombrado el mejor extremo derecho del mundo, por lo que todo lo que has hecho no lo podemos resumir solo en medallas", comentó el dirigente. "Siempre digo que el tiempo es el mejor autor y siempre encuentra un final perfecto. Y creo que ese final perfecto está aquí", valoró.

Por otro lado, el presidente de la RFEBM, Francisco V.Blázquez, consideró a Albert Rocas "un 'Hispano' más" pese a que ha tenido momentos en los que lo ha pasado "mal". Como capitán de la selección, el mandatario recordó las "negociaciones un poco tensas" entre federación y equipo, aunque se quedó con lo positivo y el nuevo proyecto de una escuela de balonmano que permitirá al exjugador seguir vinculado a este deporte.

HOMENAJE A LOS HISPANOS CAMPEONES DE EUROPA

Antes de este acto al catalán, también se aprovechó la ocasión para conmemorar el oro conseguido en el Europeo de Croacia por la selección española de balonmano. Los convocados por Jordi Ribera para el amistoso ante Túnez de esta semana, capitaneados por Raúl Entrerríos, acudieron a la cita.

"Hay diferentes formas de ganar, pero en este campeonato, por la manera en la que lo hemos hecho, siendo un equipo en todo momento, creo que ha sido significativo", explicó el central del FC Barcelona Lassa.

Por su parte, Jordi Ribera agradeció que el combinado tuviera "un foco muy claro en la competición", así como resaltó el "punto de inflexión" tras la derrota ante Eslovenia (31-26). "Nada más terminar el partido, nos reunimos en el vestuario y tuvimos una charla muy buena de cara a construir los tres partidos siguientes", resaltó.

"Creo que un equipo, desde que empieza hasta que acaba, no es el mismo. Este grupo, ante las adversidades, creció para bien. Estuvieron en frente equipos con el camino quizá más fácil, ganando todo. Sin embargo, nosotros al igual que incluso Suecia, que jugó la final, tuvimos que aguantar derrotas duras y creo que eso nos fortaleció", añadió el seleccionador.

Además, junto a este reconocimiento, Alejandro Blanco distinguió con la Medalla Olímpica al extremo Aitor Ariño, jugador que estuvo presente en el oro mundialista en 2013 y el continental del mes de enero, y con las Insignias Olímpicas a la exjugadora Begoña Fernández, y a Javier Cuesta, presidente de Correos, uno de los principales patrocinadores de la RFEBM.

Contador