Jorge Dueñas: "Si ganamos mañana, pasamos a la siguiente fase".

Actualizado 06/12/2009 18:55:44 CET

CHANGZHOU (CHINA), 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

El seleccionador español de balonmano femenino, Jorge Dueñas, realizó un análisis de la marcha de las vigentes subcampeonas europeas en el concurso internacional celebrado en China tras su segunda victoria (15-33) de tantos encuentros, ésta vez sobre Argentina, y que le garantiza el pase a la siguiente ronda en caso de triunfo mañana sobre Kazajistán.

"Antes de venir aquí, sabíamos que los tres primeros partidos iban a ser fundamentales, ya que de ganarlos nos asegurábamos estar en la siguiente fase de la competición, en la que están las doce mejores selecciones del mundo. Espero que podamos ganar mañana y demostrar nuestro estilo de juego", afirmó.

El técnico de la 'roja', que se mostró satisfecho por el balance de sus pupilas a lo largo del certamen, comenzó destacando los "nervios" del estreno mundialista de la jornada precedente, y la importancia del segundo envite ante la albiceleste para "dosificar fuerzas" de cara al resto del campeonato.

"El primer partido fue difícil porque estábamos con los nervios del debut y somos conscientes del nivel que hay en un Campeonato del Mundo, habíamos visto pocos videos de Costa de Marfil y sólo podíamos hacernos una pequeña idea del planteamiento que nos iban a ofrecer", dijo.

"En el segundo partido, contra Argentina, tuvimos que dosificar fuerzas para que las jugadoras estuvieran frescas para los siguientes encuentros y para que todas puedan disfrutar de minutos. Para mañana contra Kazajistán, el tercero, será el que nos dará la tranquilidad del pase a la siguiente fase, y esperamos poder demostrar nuestro propio estilo de juego", comentó.

Por último, Dueñas recalcó las virtudes de sus más inmediatos rivales, Corea y China, uno por su "velocidad" y otro por su condición de "anfitrión", lo que les puede otorgar una "motivación extra" que hará de los orientales un "rival duro de batir".

"Corea es un equipo con mucha velocidad y nos planteará muchos movimientos diferentes en defensa, lo que nos obligará a utilizar todas nuestras armas ofensivas y los diferentes ataques. Mientras que China contará con todo el apoyo de su público y el factor cancha, lo que les producirá una motivación extra que hará que sea un rival difícil de batir", concluyó.