España da un paso atrás en el camino hacia las semifinales

 

España da un paso atrás en el camino hacia las semifinales

Actualizado 22/01/2008 22:09:37 CET

TRONDHEIM (NORUEGA), 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La selección española de balonmano dio un paso atrás en su camino hacia las semifinales del Europeo de Noruega tras caer por un ajustado 27-28 ante Francia, la actual campeona, en un choque donde los de Juan Carlos Pastor fueron víctimas de un pésimo inicio de segunda mitad, que les lastró pese a su reacción final.

El combinado nacional firmó unos notables primeros 30 minutos, en los que desperdició múltiples opciones de abrir una brecha interesante en el marcador y, tras la reanudación, la defensa gala apretó y provocó la precipitación del ataque de España, que menos fina atrás, se vio desbordada.

El 5-1 diseñado por Juan Carlos Pastor frenó a la estrella francesa, Nikola Karabatic (4 goles de 12 lanzamientos), que tardó toda una parte en anotar, pero tampoco sirvió de mucho. Los de Claude Onesta supieron reponerse a esto con la aportación de Narcisse, Bertrand Gille, infranqueable también en la defensa, Jerome Fernández y las paradas claves de Thierry Omeyer.

La campeona de Europa se escapó nada más iniciarse la segunda mitad y aunque los españoles reaccionaron y pusieron emoción con 25-27 abajo, momento en que Iker Romero falló un vital siete metros. Aún así, aún tuvieron opción de empatar en un ataque final desesperado, pero la precipitación que reinó en la segunda parte impuso su ley sobre el coraje hispano.

España ofreció de inicio una imagen similar a la del partido ante Alemania. Con mucha velocidad en ataque y bien dirigida por Chema Rodríguez y Alberto Entrerríos, la campeona del mundo en 2005 llevó la iniciativa en el marcador con ventajas de dos tantos.

Sin embargo, Narcisse y Bertrand Gille mantenían a Francia dentro del partido y el electrónico reflejaba siempre un resultado ajustado. España se esmeraba en frenar al central del Kiel, pero en su debe estaba que paulatinamente se iba enredando en el 5-1 de los de Onesta, liderado por Dinart y el mayor de los Gille.

REACCIÓN INFRUCTUOSA

Los españoles desaprovecharon sus oportunidades para escaparse de tres tantos, pero al menos tuvieron la serenidad para no marcharse del partido cuando Francia se puso por delante en el tramo final de la primera mitad (13-14).

Sin embargo, esa cabeza fría desapareció tras el descanso. El combinado francés despertó de la mano de Karabatic, mucho más cómodo con el 6-0 hispano, y con la aportación de Omeyer desde la portería, Francia se marchó rápidamente (17-23, min.41).

A partir de ahí, los galos fueron acusando algo de cansancio y España, perdida hasta ese momento, sobre todo en defensa, lo supo aprovechar para ir recortando poco a poco, aunque acabó por ser víctima de los errores y precipitaciones que la habían condenado anteriormente.

Con 23-26, la selección perdió un balón clave que estiró nuevamente el marcador, y con Francia ahogada y sólo sujetada por su ventaja, hubo una nueva opción con un siete metros y exclusión. Iker Romero falló el posible 26-27 y Girault sí acertó (25-28), pero ahí acabó el choque para los de Onesta.

España tampoco sacó provecho a este regalo final francés, reflejado en una pérdida inocente de balón con menos de 30 segundos por jugar. Roberto García Parrondo y Alberto Entrerríos no se entendieron y se marchó el empate con sabor a victoria.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies