Escobar y Escudero ponen en liza sus opciones de medlla en persecución y keirin

Actualizado 13/04/2006 16:34:00 CET

BURDEOS, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ciclismo español apostará por Sergi Escobar, en la persecución, y por Jose Antonio Escudero, keirin, como dos de sus principales bazas en el Mundial de Burdeos que cumplirá su segunda jornada.

Sergi Escobar llega a la cita mundialista avalado por el oro en Melbourne 2004 y la plata en Los Angeles 2005, aparte de bronce en los Juegos Olímpicos de Atenas.

En el horizonte del ilerdense no está otro objetivo que no sea subir al podio y así asume la responsabilidad. "El velódromo es rápido porque la madera ya es vieja, aunque quizá la recta sea un poco corta. Pero desde luego, si las cosas salen bien o mal será por mi acierto o por mi culpa", comentó.

"Todo depende de tener ese buen día o no. También es cierto que estamos cuatro o cinco corredores muy igualados, como somos yo, el alemán Bartko, que es el actual campeón y por ello el enemigo a batir, el inglés Rob Hayley, el holandés Heymans o el australiano Roberts, y que dependerá de ese día el orden final que podamos tener. Yo ya he sido campeón del mundo y sé que puedo repetirlo", añadió.

El segundo representante español en la prueba será Toni Tauler, que regresa a la selección tras seis años de ausencia; su última competición fueron los Juegos Olímpicos de Sydney, en 2000. Por su parte, Escudero también busca el podio aunque en la modalidad de keirin donde los pronósticos son más inciertos.

"El keirin es la prueba más loca que hay en la que no valen los pronósticos. Puedes estar muy fuerte y quedarte a las primeras de cambio. Mi objetivo es llegar a la final, y a partir de ese momento no renuncio a nada. Pero llegar a una final es muchas veces más complicado que ganarla. En todo caso, también tengo en cuenta lo que me pasó en Los Angeles, que superé la semifinal en la que casi todos habían sido campeones del mundo, pero en la final me quedé cerrado y no pude aspirar a nada", comentó.

Sobre los rivales afirmó: "No tengo referencias precisas, pero hay ocho o nueve corredores que pueden ser campeones del Mundo, todos ellos son peligrosos. Del único que sé algo es de Bayley, que viene de ganar la velocidad y el keirin en los Juegos de la Commonwealth, pero creo que no está como en Atenas".

En todo caso, el gerundense -que es el único velocista que ha estado en las finales de los tres últimos acontecimientos al más alto nivel, Melbourne, Atenas y Los Angeles- se ve fuerte. También en la jornada de mañana está prevista la prueba de la puntuación femenina con la presencia de Gema Pascual.