Contador sentencia La Vuelta en Ancares

Alberto Contador, líder de la Vuelta a España
Foto: PRENSA AC
Actualizado 13/09/2014 23:52:34 CET

MADRID, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

  El ciclista español Alberto Contador (Tinkoff-Saxo) se ha adjudicado la vigésima etapa de La Vuelta Ciclista a España, disputada entre Santo Estevo de Ribas de Sil y el Puerto de Ancares sobre 185,7 kilómetros, sumando así su segundo triunfo en esta edición y asegurando salvo hecatombe su victoria final en la ronda española tras aventajar este sábado en 16 segundos al británico Chris Froome (Team Sky) y en 57 al español Alejandro Valverde (Movistar).

   La penúltima etapa de La Vuelta 2014 se preveía una de las más apasionantes de la edición. El puerto de categoría especial de Ancares en el que concluía la jornada, al que se llegaba tras subir cuatro altos más, hacía prever movimiento entre los grandes favoritos. Más aún teniendo en cuenta que Froome, Valverde y Joaquim 'Purito' Rodríguez (Katusha) necesitaban atacar si querían desbancar a un líder que tenía un importante colchón, pero que podía perder el maillot rojo en un mal día.

   La jornada transcurrió por los cauces habituales, con una escapada de cuatro hombres, en la que destacaban Wouter Poels (Omega) y Przemyslaw Niemiec (Lampre), que se formó al inicio de la etapa. Los cuatro de cabeza llegaron a rondar los siete minutos de ventaja, pero el pelotón tirado por Astana, en busca de la tercera victoria y del asalto al podio de Fabio Aru, y por Sky les impidió soñar con el triunfo en la meta.

   Una vez pasado el Alto de Folgueiras se llegó a los pies de Ancares; para entonces ya había quedado neutralizada la escapada y comenzó la batalla. El primero en saltar fue 'Purito', que a nueve kilómetros de meta lo probó. Lo hizo con mucha fuerza y con la idea del triunfo y de asaltar la tercera plaza de Valverde. El catalán se marchó en solitario y ninguno de los 'gallos' le siguió.

   Contador esperó tras Froome, que era el que más le preocupaba, mientras que el líder de Movistar aguantó durante un rato hasta que decidió saltar detrás del de Katusha. Lo hizo cuando éste ya les aventajaba en 15 segundos, y su intento quedó en nada tras un cambio de ritmo de Froome a los pocos metros. El británico puso en solfa a Contador, que cedía unos metros, y una vez repuesto el líder el que no aguantó más fue un Valverde que dejó a los dos primeros clasificados.

   Así, los dos mejores corredores del mundo en Grandes Vueltas -con permiso de Vincenzo Nibali- se quedaban juntos una vez más. Por delante, un Rodríguez al que comenzaba a penalizar su valentía y que veía acercarse a sus rivales. Por detrás, un Valverde que se había repuesto y un Aru que, a sus 24 años, está demostrando ser un auténtico luchador y que aguanta cerca de los grandes todas las jornadas de montaña.

UN VALIENTE FROOME SE QUEDA SIN EL PREMIO DE LA ETAPA.

   Una vez cazado 'Purito', Froome y Contador se marcharon en solitario, siempre con el británico en cabeza tirando e intentando dejar atrás a un Contador que aguantó estoicamente. El esfuerzo del corredor del Sky en esta última semana de Vuelta es digno de mención, al ataque siempre, tirando en todo momento sin pedir un relevo y dejando así un espectáculo que el espectador no puede más que agradecer.

   A pesar de ello, Froome no suma ningún triunfo de etapa por el momento, ya que este sábado, una vez superada la pancarta de un kilómetro para meta, Contador no perdonó. El líder atacó al segundo clasificado, que ya no pudo más tras haberlo dejado todo, y se marchó directo a por su segunda victoria de etapa y a cerrar así su triunfo final.

   Lo logró, sacó 16 segundos al británico, y dejó constancia de su apetito voraz. El madrileño no perdona ninguna ocasión de lograr el triunfo y menos si esto supone aumentar la ventaja en la general. Tras él llegaron Froome, Valverde, 'Purito' y Aru, el mismo orden que se queda en la general.

   Ahora, tras lo visto este sábado, la contrarreloj de este domingo en Santiago de Compostela, sobre 9,7 kilómetros, servirá de homenaje a un magnífico corredor que llegó in extremis a la ronda española y que sumará su tercera Vuelta si no sucede nada extraño.