Roberto Heras: "Vengo con la misma ilusión que en 2008"

Actualizado 27/04/2013 23:12:44 CET

"La Titan ha pasado de ser una aventura a una competición de mucho nivel deportivo"

BOUMALNE DADES (MARRUECOS), 27 Abr. (del enviado especial de Europa Press, Gaspar Díez) -

El cuádruple vencedor de la Titan Desert, Roberto Heras, afirmó este sábado que llega "con la misma ilusión que en 2008" la víspera del inicio de la octava edición, que se disputa del 28 de abril al 3 de mayo y en la que el portugués Luis Leao Pinto volverá a ser uno de sus principales rivales al triunfo.

"Vengo con la misma ilusión que en 2008. Cada año esta carrera ha cambiado logística y deportivamente. Ha pasado de ser una aventura a una competición que, si no es el Tour o la Vuelta a España, sí de mucho nivel competitivo. Este año el nivel es aún más alto", comentó Heras en la rueda de prensa previa al inicio de la carrera.

Roberto Heras, que agradeció el apoyo de la empresa de soluciones auditivas GAES "por el equipo elite que ha formado" para él, confía en lograr una nueva victoria en el desierto marroquí, que arrancará con tres etapas de montaña que se acoplan muy bien a su estilo.

"No sé qué etapa es la más difícil", apuntó mirando al Director técnico de la Titan, Manuel Tajada, que indicó que la "dos y la tres" son las que presentan, según él, más dificultades, al margen del terreno arenoso de las últimas jornadas.

Por su parte, Luis Leao Pinto indicó espera "darlo todo y mucha guerra" a Heras, y confesó que para él sería "muy importante" lograr estrenarse en el palmarés de la carrera en mountain bike más dura del mundo por el desierto.

El Director General de RPM Events, empresa organizadora, Félix Dot, confesó que no han cumplido objetivos en número de participantes, 348, 326 hombres y 22 mujeres, el 12 por ciento menos respecto al pasado año, pero se declaró orgulloso porque ésta se haya extendido hasta 20 países. Dot tamb ién destacó el proyecto 'Volver a oír para volver a vivir', que, junto a GAES Solidaria y la Fundación Repsol, permitirá implantar cerca de 60 audífonos a niños marroquíes con problemas de audición y que ya están pensando en el recorrido de la décima edición.