Sagan gana en el muro de Longwy y Thomas sigue líder del Tour

Peter Sagan celebra su victoria
REUTERS
Actualizado 03/07/2017 18:24:38 CET

BARCELONA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ciclista eslovaco Peter Sagan (Bora-Hansgrohe) ha ganado este lunes la tercera etapa del Tour de Francia, entre Verviers y Longwy sobre 212,5 kilómetros, al imponerse en el primer muro de la ronda gala a Michael Matthews (Sunweb) y a Daniel Martin (Quick-Step Floors), en un final en el que los mejores no fallaron y Geraint Thomas (Sky) sigue como líder de la general.

La selección final en el muro de Longwy, en una cota de las Religiosas de prácticamente 2 kilómetros al 5,8% de pendiente media y rampas muy duras de hasta el 11%, la hizo el BMC y sobretodo su líder Richie Porte, que de entre los 'gallos' fue el primer en cantar y en hacerlo con más fuerza.

Sin ataques, fue Porte quien relevó a su compañero en el BMC Nicolas Roche al frente del pelotón en las rampas más duras de la subida final, tirando con fuerza y energía para enfilar al grupo y teniendo a su rueda al español Alberto Contador (Trek) y al polaco Rafal Majka.

Peter Sagan, paciente, llegó a rueda del australiano y le adelantó. Pese a ver cómo se le salía el pie derecho del pedal en pleno esfuerzo y en subida, se recuperó para ganar y sumar su octavos triunfo en el Tour, aguantando a Martin y a un Matthews, ahora tercero en la general, que de haber tenido la etapa unos metros más le hubiera sobrepasado.

En un final ideal para hombres explosivos, Sagan demostró su fortaleza y el actual doble campeón del mundo no tuvo rival pese a ese impedimento técnico con el pedal. Matthews, por su parte, sorprendió al llegar tan fuerte arriba por ser un tipo de 'sprinter' más de llano que no Sagan, un todoterreno.

Mientras, 'Dan' Martin avisó de que sus piernas están fuertes en este arranque de Tour. Cuarto, pese a ser el líder del BMC para esta etapa y pese al trabajo de Porte, entró el belga Greg van Avermaet en cuarta posición. En situación parecida a la de Matthews acabó, sexto, el velocista de la FJD Arnaud Démare.

Por su parte, el líder de la general Geraint Thomas y su compañero y jefe de filas en el Team Sky Chris Froome entraron en meta octavo y novenos respectivamente, por delante de Majka, Nairo Quintana (Movistar) o Romain Bardet (AG2R), que tuvo que cambiar de bicicleta a más de 30 kilómetros de Longwy por un problema mecánico bien solventado.

Así, tras una etapa con protagonismo para la fuga, neutralizado Lilian Calmejane (Direct Energie) como su último superviviente a sólo 10 kilómetros de meta, la cabeza del pelotón fue una mezcla de líderes de equipo para la general y de hombres fuertes pugnando por la etapa.

La fuga de la jornada estuvo formada por seis ciclistas --Adam Hansen (Lotto-Soudal), Nils Politt (Katusha), Romain Sicard (Direct Energie), Nathan Brown (Cannondale), Romain Hardy (Fortuneo) y Frederik Backaert (Wanty)-- pero a mitad de etapa se sumaron otros tres, Calmejane (Direct Energie), Perichon (Fortuneo) y Thomas de Gendt (Lotto-Soudal), que por frescura fueron los últimos en ser cazados y, de ellos, el galo Calmejane fue el más combativo.

De cara a este martes, la cuarta etapa del Tour de Francia partirá de Mondorf-les-Bains y llegará a Vittel tras 207,5 kilómetros. La jornada, con una única cota de montaña (Col des Trois Fontaines, 4ª) a 37 kilómetros de meta, será escenario de nuevo para un intento de fuga o para un sprint clásico para los velocistas más puros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies