Alonso consigue su segunda victoria en este Mundial y en Montmeló

El piloto asturiano Fernando Alonso en el podio de Montmeló
GUSTAU NACARINO / REUTERS
Actualizado 12/05/2013 19:43:48 CET

Es el primer piloto que gana en Catalunya saliendo más allá de la tercera posición

MONTMELÓ (BARCELONA), 12 May. (EUROPA PRESS) -

El piloto español Fernando Alonso (Ferrari) se ha impuesto este domingo en la carrera del Gran Premio de España de Fórmula 1, disputada en el Circuit de Catalunya, gracias a un espectacular ritmo de carrera que nadie pudo seguir y haciendo mejor una primera vuelta en que ganó dos posiciones, mientras que Kimi Raikkonen (Lotus) y Felipe Massa (Ferrari) han completado el podio en una gran actuación para la escudería italiana.

Alonso, que ya ganó en el Gran Premio de China, ha conseguido con esta su segunda victoria en lo que va de Mundial, con cinco citas disputadas, y recorta distancias respecto al actual líder, Sebastian Vettel (Red Bull), que acabó cuarto, y Kimi Raikkonen, que tiene a tiro de piedra al alemán con solo cuatro puntos de diferencia entre ambos.

Es la segunda victoria del asturiano en el Circuit de Catalunya, donde únicamente ganó en 2006 cuando militaba en Renault y, precisamente, acabó siendo campeón del mundo por segunda vez tras hacerlo también el año anterior. Una victoria de mérito pues es el segundo piloto en 23 ediciones, junto a Michael Schumacher --salió tercero en 1996--, que consigue ganar en Montmeló sin salir desde la primera línea en parrilla de salida, y primero en conseguirlo sin salir desde las tres primeras posiciones.

Ahora el bicampeón del mundo de Ferrari está a 17 puntos de Vettel y 13 de Raikkonen tras una carrera que evidenció que los Mercedes, que salían ambos de primera línea, están hechos para rendir a una vuelta y que no tienen ritmo de carrera, igual que los McLaren, muy lejos de las posiciones punteras.

En una carrera atractiva y en la que la habilitación en dos puntos del 'DRS' permitió ver más adelantamientos, con un clima que respetó a los pilotos con incluso momentos de sol, la degradación de los neumáticos fue clave así como la estrategia. De hecho, ir a una parada menos hizo presagiar incluso que Raikkonen podría batallar con Alonso por la victoria, algo que el asturiano echó por tierra con vueltas rápidas espectaculares cada vez que el finlandés entraba a boxes.

En la salida, Nico Rosberg (Mercedes) consiguió mantener la primera posición, y la defendió como pudo, pese a su menor ritmo en carrera, hasta la vuelta número 12, cuando Fernando Alonso empezó a certificar su victoria, esbozada al ponerse tercero en la tercera curva, con un adelantamiento a final de recta tirando de 'DRS' y pasando al alemán, que finalizó sexto, por el exterior.

Una buena estrategia de Ferrari, el mejor en global en el fin de semana y en concreto este domingo, ya que Felipe Massa hizo olvidar su sanción con pérdida de tres posiciones en parrilla por interferir en la vuelta rápida de Webber en la calificación al hacer probablemente su mejor carrera en este 2013, saliendo noveno y acabando en el podio, primero en el Mundial.

Además, en el giro 38, Alonso volvió a demostrar la velocidad punta de su F138, ayudado por el 'DRS', para pasar a Raikkonen también a final de recta una vez había entrado el asturiano por cuarta y última vez a boxes. El finlandés esperó quizá demasiado a entrar en su estrategia a tres paradas, y sus neumáticos medios que tan buen rendimiento la habían dado empezaron a notar la degradación y perdió demasiado tiempo para, en su último 'stint', acercarse e inquietar a un Alonso que voló en solitario hacia la meta, donde le esperaba su equipo eufórico y una afición ampliamente ferrarista en la tribuna principal del Circuit de Catalunya.

Las últimas vueltas fueron así de gloria para Alonso, quien se limitó a no cometer errores y a esperar que su Ferrari siguiera igual de fiable que hasta el momento, exceptuando el problema con el 'DRS' que tuvo en Bahrein, única pega en lo que va de Mundial pues en Malasia, única carrera que no acabó, el error estuvo en no entrar a boxes a cambiar un alerón delantero dañado por un choque con Vettel, una lotería en que no ganaron nada. Mónaco espera antes de que el gran circo se vaya a Canadá

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies