Ferrari achaca a una "mala gestión del dispositivo electrónico" el atropello de Raikkonen a su mecánico

Publicado 13/04/2018 10:52:37CET

MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

El director deportivo de Ferrari, Maurizio Arrivabene, explicó los detalles en el accidente del pasado Gran Premio en Baréin, donde Kimi Raikkonen atropelló al mecánico Francesco Cigarini y le produjo una fractura en la pierna, señalando que fue una "mala gestión" con el sistema electrónico, el cual dio "luz verde" cuando el neumático no estaba cambiado y provocó la salida del finlandés.

"Primero de todo, el equipo está dolido. Tenemos una persona lesionada, así que es de nuestro interés revisar lo ocurrido. Lo hemos revisado junto a la FIA y nos preocupa la seguridad tanto como a ellos. Nosotros cumplimos con todos los procedimientos y uno de ellos fue asegurar que el 'pit lane' durante la carrera se hiciera en las condiciones de mayor seguridad", resaltó Arrivabene este viernes en rueda de prensa durante el Gran Premio de China.

El dirigente apuntó que contaron con "tres factores". "Uno que envuelve al control humano, el otro al aspecto mecánico y el otro a la parte electrónica. Lo que ocurrió allí fue una mala gestión en la parte trasera izquierda, que no fue perfectamente indicado por el dispositivo electrónico", añadió.

Así, Arrivabene explicó que se dio "luz verde" cuando el neumático trasero izquierdo no había sido sustituido, lo que provocó que Raikkonen acelerara y pasase por encima de la pierna de su mecánico Francesco Cigarini.

De todos modos, el italiano se alegró por ver que la situación ya está "bajo control", así como anunció que seguirán trabajando con la FIA para que no "vuelva a suceder de nuevo" y que el mecánico está "bien" y que retornó "el jueves" a Italia.

Contador