La FIA cierra sin sanción el incidente en Bakú tras la disculpa de Vettel

La FIA abre una investigación por el incidente entre Vettel y Hamilton en Bakú
REUTERS
Publicado 03/07/2017 21:53:55CET

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) ha anunciado que no aplicará ninguna sanción al alemán Sebastian Vettel (Ferrari), más allá de los 10 segundos de penalización en carrera, por el incidente que protagonizó con Lewis Hamilton (Mercedes) el pasado domingo 25 de junio durante el Gran Premio de Azerbaiyán, después de reunirse con el piloto germano este lunes y aceptar toda su responsabilidad y las pertinentes disculpas.

Según ha anunciado el órgano de gobierno de la Fórmula 1 en un comunicado, una vez mantenida la oportuna reunión en París con el tetracampeón del mundo, que estuvo acompañado por su director de equipo, se ha optado por eximirle de cualquier sanción y admitir su plena responsabilidad. Sin embargo, sí se le exige una disculpa pública de forma obligada y la realización de actividades educacionales durante los próximos 12 meses.

Vettel protagonizó un incidente lamentable en la última prueba del Mundial de Fórmula 1, la disputada en el Gran Premio de Bakú (Azerbaiyán) el domingo 25 de junio. Con la carrera detenida por un coche de seguridad, el piloto de Ferrari embistió la parte trasera del monoplaza de Hamilton para chocarle de inmediato cuando se posicionó a su lado, aludiendo a una inoportuna prueba de frenos del británico.

Una acción peligrosa e irracional por la que el alemán recibió una sanción de 10 segundos por conducta antideportiva que, sin embargo, no le impidió acabar la carrera por delante -cuarto- de su rival. Lejos de quedarse ahí, ambos pilotos entraron tras la prueba en un intenso cruce de declaraciones en las que Vettel calificó de "sinsentido" la actuación de Hamilton, remarcando que "la F1 es para adultos".

Como respuesta, el piloto de Mercedes emplazó a "demostrar" su hombría al de Heppenheim fuera de las pistas, cuya conducción no dudó en tildar de "desagradable". Así, la polémica acción acabó por saldarse finalmente con el mencionado castigo de 10 segundos en carrera a Vettel, además de una penalización de tres puntos en su Superlicencia FIA.

Sin embargo, y respetando la decisión de los comisarios, la FIA decidió abrir una investigación el pasado miércoles para esclarecer lo sucedido y dictar una resolución al respecto. En gran parte, se fundamentó en el impacto que tal comportamiento podría tener en los jóvenes aficionados y también en el perjuicio que podría causar a la imagen y reputación de la Fórmula 1.

En este sentido, y tras el compromiso del piloto alemán a dedicar parte de su tiempo durante los próximos 12 meses a 'servicios comunitarios' relacionados con competiciones FIA, su presidente, Jean Todt, declaró que la investigación queda "cerrada". No obstante, añadió que si tal comportamiento vuelve a repetirse, la cuestión sería "remitida de inmediato al Tribunal Internacional de la FIA".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies