Damon Hill pide "cuidado" con el GP de Bahrein por el daño que puede causar a la imagen de la Fórmula 1

Gp Bahrein
REUTERS
Actualizado 05/04/2012 19:20:24 CET

LONDRES, 5 Abr. (EP/Reuters) -

El piloto británico y excampeón del mundo de la Fórmula 1, Damon Hill, ha pedido una reflexión sobre el controvertido Gran Premio de Bahréin de este mes, advirtiendo de que la imagen del deporte podría verse perjudicada si la carrera se lleva a cabo.

El campeón de 1996 apoyó la carrera después de participar en diciembre del año pasado en una visita de investigación a Bahrein. Sin embargo, ahora ha dicho en el diario 'The Guardian' que es necesario repensar la carrera, que fue cancelada en 2011 después de prolongados disturbios civiles que se saldaron con más de 40 muertos.

"Lo que tenemos que poner por encima de todo es... ¿Cuál será el castigo, en términos de costos humanos, si la carrera sigue adelante?", dijo. Hill agregó que estaba preocupado de que la carrera pudiera crear más problemas que resolver si sigue adelante en su programación para el 22 de abril, una semana después del Gran Premio de China en Shanghai.

Los activistas de derechos humanos y grupos de la oposición en Bahrein, donde los disturbios siguen todos los días, han pedido que la carrera sea cancelada de nuevo. "Mirándolo hoy, hay que decir que se podrían crear más problemas de los que se pueden resolver. Las protestas no han disminuido e incluso se han vuelto más determinadas y calculadas. Es un preocupante estado de las cosas", agregó.

Los organizadores de la carrera argumentaron la semana pasada que organizar el Gran Premio tendrá un importante papel unificador en su convulsionado país. Por su parte, Bernie Ecclestone ya ha dejado claro que desea seguir adelante con la carrera.

"El enfoque que ofrecí cuando volví de la visita del año pasado estaba basado en varios factores: la importancia económica sustancial del GP de Bahrein, que el informe de los disturbios condenó las acciones de la policía y de las fuerzas de seguridad, y que ambos lados iban a tomar parte en un diálogo para resolver los problemas pacíficamente", explicó Hill.

"Sólo estoy diciendo que tenemos que andar con cuidado. Espero que los acontecimientos en Bahrein no se vean como se venden habitualmente, como un grupo de vándalos lanzando cócteles molotov porque eso es una simplificación burda, uno no tiene a 100.000 personas arriesgando sus vidas en una protesta por nada", aseveró.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies