Sidney y Lima reparten los dos últimos inciertos billetes para Rusia

Contador
Cahill celebra uno de sus goles
LAGARDÈRE SPORTS
Publicado 14/11/2017 18:42:30CET

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ANZ Stadium de Sidney y el Estadio Nacional de Lima serán los escenarios donde este miércoles se diriman los dos últimos billetes para el Mundial de Rusia con la decisión final sobre las dos repescas intercontinentales entre Australia y Honduras, y entre Perú y Nueva Zelanda, inciertas tras sendas idas sin goles.

América y Oceanía (aunque Australia compite en la fase asiática) pugnan por tener a dos equipos en la próxima Copa del Mundo y lo harán con dos partidos de máxima tensión donde cualquier error puede condenar a uno u otro y donde no parece que haya favorito, si bien australianos y peruanos cuentan con el factor local a su favor.

En Sidney, Australia y Honduras se juegan repetir presencia mundialista, un objetivo que los 'Socceroos' buscan por cuarta cita consecutiva y los 'catrachos' por tercera. El partido de San Pedro de Lula no resolvió nada y ahora serán los de Jorge Luis Pinto los que tengan que lidiar con un largo viaje y la aclimatación al cambio horario.

El equipo australiano, al que su rival ha acusado de espionaje por la presencia de un dron durante su entrenamiento del lunes, intentará mantener su fortaleza como local en esta fase de clasificación, donde todavía no ha perdido y donde sólo Japón pudo arañar un empate. De hecho, no pierde como local en partido oficial desde 2008 ante China.

El combinado de Ange Postecoglou tiene ya la experiencia del 'play-off' contra la modesta Siria, que cerca estuvo de darle un disgusto antes de caer 2-1, y necesitará imponer su poderoso físico y la mejor versión de Tom Rogic y del veterano Tim Cahill, clave ante los sirios.

Por su parte, Honduras ya ha advertido que no dudará en apostar por un juego más directo en busca de que Carlos Costly pueda acarrear problemas a la zaga local. El equipo centroamericano tendrá a favor que un gol puede llevar el nerviosismo a su rival y que ni siquiera un tanto rival le debe traer inquietud.

Pinto recuperará además para este choque al capitán Maynor Figueroa y al extremo Alberth Elis, que no jugaron la ida por sanción, de cara a mejorar su imagen como visitante, discreta en el Hexagonal donde sólo ganaron a Trinidad y Tobago y en el que recibieron una dura goleada de Estados Unidos (6-0) y otro contundente revés en México (3-0).

PERÚ SE AFERRA A SU PÚBLICO PARA PONER FIN A 36 AÑOS DE ESPERA

En la otra repesca intercontinental, Perú intentará hacer valer también la presencia de su afición para derrotar a Nueva Zelanda y poner así a una larga espera para volver a un Mundial, cita en la que no está desde España'82.

Los de Ricardo Gareca, que volverán a tener la ausencia del sancionado Paolo Guerrero, sólo ganaron cuatro de sus nueve partidos como locales, pero espera que la mayor competitividad adquirida en las duras Eliminatorias Sudamericanas también le ayude ante un rival que es la 122 del mundo y que también estuvo en la Copa del Mundo de hace 36 años, la segunda de su historia tras Sudáfrica 2010.

Lo más probable es que los 'All Whites' intenten jugar con el resultado de la ida y que apuesten por un sistema defensivo y un juego más físico, concediendo la iniciativa al combinado franjirrojo que debe evitar ser presa de la precipitación y de errores innecesarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies