Adriano: "Vestir la camiseta del Barça culminó mi sueño de ser futbolista"

Adriano Correia Barcelona
MIGUEL RUIZ/FCB
Actualizado 16/08/2016 14:07:50 CET

MADRID, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

El defensa brasileño Adriano Correia, que jugará la próxima temporada en el Besiktas turco, se despidió del FC Barcelona, club en el que ha militado los últimos seis años, con una emotiva carta en la que destaca que vestir la elástica blaugrana culminó su "sueño de ser futbolista".

"No tengo palabras para expresar todos los sentimientos que se me cruzan por la cabeza. Es desbordante. Mi agradecimiento viene acompañado con un montón de memorias, mucha alegría y el dolor del que tiene que decir adiós a un amor. Desde pequeño tenía este sueño de ser futbolista, y vestir la camiseta del Barça culminó este sueño. Pero me habéis dado mucho más que eso", explicó el brasileño en su nota de adiós.

También quiso tener palabras para los compañeros con los que ha compartido vestuario en estas seis temporadas, en las que el brasileño ha sumado a su palmarés 16 títulos, entre ellos dos triunfos en la Liga de Campeones y cuatro entorchados ligueros.

"En estos seis años muchos de mis compañeros en el club se han convertido en amistades de vida que llevaré conmigo adonde vaya. Barcelona, esta maravillosa ciudad, nos ha regalado a mi familia nuestro segundo hijo Azhaf, que tiene sangre catalana. Estaré eternamente agradecido a mis compañeros y entrenadores que tuve, los de antes y los de ahora. He aprendido mucho de ellos, me han hecho crecer a nivel profesional y como persona", relató.

A su vez, el brasileño no quiso olvidarse de nadie y tuvo también palabras para la afición y para la directiva, que le fichó del Sevilla en el verano de 2010, dando así inicio a la etapa más fructífera de la carrera de Adriano.

"Quiero también dar las gracias al Presidente y a los directivos del Club por haber confiado en mí siempre y haberme dado la oportunidad de formar parte de la historia del Barça. A vosotros, los aficionados del Barça, me habéis hecho sentirme en casa desde el primer día que pisé el Camp Nou. Sin su incondicional apoyo, muchos logros no hubieran sido posibles. ¡Espero haberles devuelto parte de vuestro inmenso cariño! En la vida muchas veces uno se vuelve a cruzar. Hasta entonces y siempre los llevaré en el corazón y me sentiré parte de la familia blaugrana", finalizó.