Alemany: "Estoy aquí porque Lim quiere que las cosas cambien"

Mateu Alemany con Layhoon Chan
LAZARO DE LA PENYA/VALENCIA CF
Publicado 27/03/2017 19:49:43CET

BARCELONA, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

El nuevo director general del Valencia CF, Mateu Alemany, ha asegurado este lunes en su presentación que ha llegado al club 'che' por el deseo de su propietario, Peter Lim, de que las cosas "cambien" y se pueda llegar al mejor puerto posible a final de temporada, en un "reto" para el dirigente mallorquín que le ha llevado a dejar su vida estable para afrontarlo en base al "trabajo" y a su experiencia pasada.

"Lim no es feliz por cómo están las cosas, está disgustado de cómo han ido. Me transmitió su ilusión porque esto cambie, si estoy aquí es porque Lim quiere que las cosas cambien. Tendremos que conseguir que cambien y que sea para bien. Es un club que por historia, potencial social y exigencia es máximo. Aquí está nuestro reto, y Lim es lo que espera", aseguró en rueda de prensa.

En este sentido, añadió que el magnate valencianista tiene una "ilusión tremenda por el proyecto" y por hacer cosas importantes a nivel deportivo. "Lo deportivo funcionará si funcionan muchas otras cosas. No será de hoy para mañana pero traigo trabajo, ilusión y experiencia para que entre todos las cosas cambien. Mi encargo que me hago es que se den estos valores y se trabaje en la misma dirección. Quien no esté en la misma línea no estará en el proyecto seguro", aventuró Alemany.

Reconoció que es "un poco aventurero" y que ello le ha llevado a dejar su asentada vida en Mallorca. "Tengo hasta hoy mi vida montada en Mallorca. Allí tengo mi familia, mi todo, y era muy complicado para mí imaginarme el salir de Mallorca. Si lo hago, y vengo aquí a una situación complicada, es porque es un gran reto personal y profesional, vengo con mucha ilusión, tengo mucha confianza en mí y en mi experiencia, y vengo por la confianza de los miembros de administración y por las conversaciones con Lim, varias y profundas", se sinceró.

Alemany llega sin fecha de finalización de contrato y con mucha paciencia para hacerse con un cargo complicado a tenor de la situación del club. "Soy hombre paciente, difícilmente me van a ver muy nervioso o alterado. Me hago cargo de la situación del club, de las dificultades que tiene coordinar las diferentes formas de actuar del club y voy a trabajar para que esto mejore mucho. El periodo de tiempo va a ser mucho. No vengo a pasar unas vacaciones", recalcó.

"No es día para hacer un diagnóstico definitivo", señaló el nuevo director general, quien quiere hacer un estudio preciso de la situación antes de empezar a tomar decisiones. "Miro adelante y estoy aquí con ilusión de que las cosas cambien, y eso es que cambien los resultados del primer equipo. Para que los resultados funcionen deben funcionar otras cosas, y las cosas cambiarán", aseveró al respecto.

Y, de momento, cambia que su cargo estará sólo por debajo del Consejo de Administración. "Hay un Consejo con máxima responsabilidad final en las decisiones que se toman. Representa a la propiedad, y tiene la última palabra. Después hay un cuerpo ejecutivo que yo encabezo. A partir de ahí, los conceptos de estrellas o galones, estar por encima o por debajo, no son conceptos que me gusten. Entiendo la gestión como tarea de equipo y de consenso", argumentó.

Por otro lado, no quiso ni hablar de posibles entrenadores para la próxima temporada. "El club está en competición y la temporada no ha terminado. Ese concepto se lo digo y repito, estamos en competición. Hablar de entrenadores futuros no es momento ni para nuestro club ni para el resto. Estamos en que el domingo hay un partido, entre semana otro, el siguiente fin de semana otro, quedan partidos por resolver y no renunciamos a estar lo más arriba posible", comentó.

"Me habla de decisiones finales, y para tomaras hay que tener claros los códigos para tomarlas. Acabo de llegar, no conozco a la gente, tampoco me conocen a mí. Me interesa la integración en el club, ver cómo están las cosas, ver si hay que cambiar personas o mentalidades y a partir de ahí las cosas que sean necesarios, deberán producirse. Quedan diez partidos y haremos trabajo, no lo duden", apreció al respecto.

Y es que cree que el objetivo deportivo lo marca "la historia y la afición" del club. "Primero me pongo a mí la exigencia, después a los que trabajan conmigo. Se junta la exigencia de la entidad e historia del club, de su afición, y la mía. Tiene que ser dar y exigir el máximo a todos y si es un poco más mejor, estamos obligados a ello. Llego con ilusión, con un riesgo profesional de cambiar mi vida y si lo hago es porque creo que podemos mejorar la situación", reiteró.

Por su parte, la presidenta del Valencia CF, Lay Hoon Chan, aseguró que siguen teniendo un objetivo a largo plazo y que pasa en parte por haber ligado a Alemany al club. "Tenemos un objetivo a largo plazo para el club. Creemos en construir una estructura profesional fuerte con un equipo de fútbol que siempre compita al más alto nivel. Hemos dado un paso más para dar a la dirección una mayor responsabilidad en la toma de decisiones", comentó.

"Alemany conoce muy bien el fútbol español, ha querido formar parte de nuestro proyecto para conseguir éxitos para este club. Como director general supervisará todos los departamentos del club e informará al presidente y será portavoz del club a partir de este momento", desgranó la presidenta.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies