El CSD suspende cautelarmente su autorización para la venta del Betis a Bitton Sport

Actualizado 20/07/2010 17:04:01 CET

SEVILLA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Superior de Deportes (CSD) ha emitido una resolución en la que acuerda suspender cautelarmente el procedimiento administrativo de autorización previa para la adquisición de las acciones de Farusa, empresa vinculada al ex máximo accionista del Betis, Manuel Ruiz de Lopera, por parte del grupo Bitton Sport, representado por el empresario Luis Oliver.

La juez de Instrucción número 6, Mercedes Alaya, había requerido al CSD para que, en función de las medidas cautelares adoptadas contra Lopera, no autorizara la transmisión del paquete de acciones de Farusa a Bitton Sport o, en su caso, se suspendiera cautelarmente la decisión sobre dicha autorización, "todo ello hasta que recaiga sentencia firme en las referidas actuaciones o que por cualquier circunstancia futura se entienda por este Juzgado innecesaria dicha medida".

De este modo, y en una resolución dictada este pasado lunes día 19 de julio, consultada por Europa Press, la Subdirección General de Inspección del Consejo Superior de Deportes acuerda suspender cautelarmente el procedimiento administrativo de autorización previa para la adquisición de las acciones de Farusa por parte de Bitton Sport.

En este sentido, el CDS alude a una serie de "deficiencias" en la documentación presentada por Bitton Sport, como son que la solicitud de autorización "debe cursarse por escrito original debidamente firmado por el adquirente", y que "no queda acreditada la representación de Bitton Sport S.L. por parte de José Julio Antón Vicente".

De igual modo, alude a otras "deficiencias", como son que "no queda acreditado el cambio de denominación de la mercantil Desarrollo de Interiores Bitton España S.A. ni su inscripción en el registro mercantil", y que "no queda suficientemente acreditado que José Julio Antón Vicente sea el titular último de las acciones de Bitton Sport S.L. y no Luis Oliver".

Tras ello, el CSD asegura que esta serie de "deficiencias" fueron comunicadas tanto a Bitton Sport como al Real Betis mediante un oficio de fecha 7 de julio de 2010, "suspendiéndose el plazo de resolución", y añade que, "hasta la fecha del presente escrito, no se ha recibido contestación de Bitton Sport".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies