Antiviolencia propone multa al Getafe de 80.000 euros por la presencia de 'Ultra Sur' en el Coliseum

Publicado 19/10/2017 20:19:31CET

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Permanente de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte ha acordado este jueves proponer una sanción grave de 60.000 euros al Getafe al permitir que miembros de 'Ultra Sur' accediesen al Coliseum Alfonso Pérez el pasado sábado con banderas y estandartes del grupo radical.

Antiviolencia propone multar al Getafe con 60.000 euros por dichas deficiencias producidas en las medidas de control de acceso y permanencia de espectadores ya que varios miembros "introdujeron en el interior del estadio y mostraron en la grada banderas y tifos de grandes dimensiones", además de por "no impedir que un aficionado, que había accedido al estadio sin título válido escalando por la parte trasera del estadio, saltara al terreno de juego".

Complementa a esta sanción que el Getafe, como club local, permitiese que los aficionados ocuparan los pasillos de la grada de animación "obstaculizando las vías de evacuación del estadio". Además, Antiviolencia ha propuesto otra sanción "grave" de 20.000 euros al Getafe por falta de colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado durante el encuentro Getafe-Real Madrid.

Esta multa llega por "no cumplir con las indicaciones del Coordinador de Seguridad de reubicar a los 150 integrantes del grupo radical violento 'Ultra Sur', que habían adquirido entradas en distintas zonas del estadio". "Pese a que se había acordado reubicar a dicho grupo en una zona vallada asilada del resto de aficionados, finalmente el club optó por reubicarles en una zona de la grada destinada a la afición local", añade la nota.

Esta reubicación en el estadio se produjo, según explica Antiviolencia, "sin ningún tipo de separación física, con el consiguiente riesgo para los aficionados, teniendo que establecerse un cordón de seguridad con agentes policiales".

Por otra parte, la Comisión Antiviolencia ha propuesto una sanción grave 10.000 euros al FC Barcelona por las deficiencias producidas en las medidas de control de acceso y permanencia de espectadores durante el partido Barcelona-Las Palmas, celebrado el 1 de octubre, al no impedir que, pese que se había decidido que el partido se jugase a puerta cerrada, un aficionado accediera a las gradas y saltase al terreno de juego.

Asimismo, propone una sanción grave de 3.001 euros y prohibición de acceso a los recintos deportivos por un periodo de seis meses para el aficionado, por saltar al terreno de juego y correr hasta el centro del campo, entre otras sanciones reflejadas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies