Ballesteros: "El grupo está fuerte, no hay nada que nos pueda hacer daño"

 

Ballesteros: "El grupo está fuerte, no hay nada que nos pueda hacer daño"

Actualizado 21/02/2012 17:40:26 CET

Confía en que se aparque el 'caso Botelho': "Necesitamos a todos, no podemos despreciar a nadie, queremos la fuerza de todos, estar juntos"

   MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El capitán del Levante, Sergio Ballesteros, ha querido restar importancia a la situación del equipo, asegurando que, pese a la mala racha liguera, y a la polémica por el expediente a Pedro Botelho, el grupo está "fuerte y unido" y convencido de que lo único necesario para salir del bache es "una victoria".

   "Hemos entrado en una dinámica que igual que en un momento dado estuvimos ganando partidos y era positiva, ahora es un poco negativa", señaló, tras sumar nueve jornadas sin conocer la victoria y después de haber sumado sólo tres puntos en 2012.

   Pese a todo, considera que la situación "no es nada alarmante" y que "en cuanto se gane un partido la visión va a ser totalmente diferente": "El tema es ganarlo lo antes posible para que esta racha no se alargue y pueda preocupar".

   De todas formas, reconoció que no ha podido apenas alegrarse por su renovación automática tras disputar su partido 25 esta campaña. "No es algo que haya ni celebrado porque estuvimos bastante tocados el lunes. El tema era volver lo antes posible, empezar a entrenar, vernos otra vez las caras y ver que el equipo está bien. Anímicamente está bien, fuerte y unido y no hay nada que nos pueda hacer daño y creo que esa es la base para empezar a ganar el partido del sábado", resaltó.

   El capitán evitó ahondar en exceso en lo sucedido con Pedro Botelho, expedientado por abandonar el hotel de concentración el domingo tras el partido del Real Madrid de hace dos semanas. "Es una situación que ocurre, el club toma medidas. Es un buen compañero que está con nosotros y deseamos que nos dé un rendimiento muy alto y creo que va ser así, lo demás es un tema disciplinario del club que no debemos entrar", confesó.

   Así, se mostró resignado cuando se le empezó a presionar para que diera detalles sobre lo sucedido y si más jugadores habían dejado el hotel después que el técnico no quisiera darles el permiso que el propio capitán le habría solicitado.

   "Habrá que poner detectives... ¿Qué vamos a hacer?. Cuando van las cosas mal aparecen estas situaciones. No voy a entrar en especulaciones. Es absurdo negar la evidencia porque el club ha dicho que ha tomado medidas, lo demás son habladurías, no vamos a estar pendientes de cosas extradeportivas que no nos llevan a ningún sitio", zanjó.

   "Lo que pasó pasó. Sabemos la versión oficial del club y lo que tenemos que hacer es trabajar. Es un compañero que está con nosotros y esperemos que dé el rendimiento. Esto es algo que ha pasado y pasará en cualquier profesión", recalcó, asegurando que "lo importante es la reacción del grupo" y que en este caso ha sido "magnífica en todos los sentidos". "Nos necesitamos a todos, no podemos despreciar a nadie. Queremos la fuerza de todos, estar todos juntos", repitió.

"HAY QUE AGACHAR LA CABEZA, APRETAR MAS Y DAR CADA UNO UN POCO MÁS".

   En este sentido reiteró su convencimiento de que "la solución de todo es ganar un partido". "En cuanto lo ganemos volveremos a la distancia con el descenso, a subir en la clasificación, a tener sensaciones positivas y se verá todo de otra manera. Nos veremos hasta capaces de encarrilar otras siete victorias consecutivas. Lo que queremos es que eso ocurra lo antes posible y que la gente pueda disfrutar", confió.

   "No hemos arrancado bien la segunda vuelta, con puntos, que no tanto por juego, porque creo que ante el Getafe el equipo estuvo bastante bien, contra el Racing mereció ganar y ante el Rayo se nos escapó el partido. No nos sentimos demasiado cómodos, pero eso se arregla todo con una victoria", valoró, considerando que el partido del domingo se les fue "en un minuto".

   Un instante en el que se pasó del empate a uno al 1-3 con dos goles de Diego Costa, el primero tras rematar un córner y el segundo al culminar un contraataque. "Podemos buscar muchas explicaciones, pero la realidad es que en ese momento nos hacen dos goles y se nos va el partido psicológicamente. Es un partido que mentalmente estábamos preparados para ganarlo y más después del empate. Podemos buscar mil detalles o excusas, pero creo que no hay que rizar el rizo ni darle vueltas. No estamos en el mejor momento y lo que hay que hacer es agachar la cabeza, correr más, apretar mas y mirar internamente cada uno y dar un poco más", sentenció.

   Finalmente, respecto a Juan Ignacio Martínez, aseguró que ve al técnico "muy fuerte, muy bien y muy preparado para llevar esta situación de sobra, tanto para lo bueno como para lo malo". "Todos internamente sabemos que sabe estar y está ahí y está dando ejemplo día a día de como llevar situaciones complicada y podemos estar muy tranquilos porque tenemos un entrenador que está con nosotros a muerte, nos lo demuestra y nos lo va a demostrar hasta el final", concluyó.


Videonoticias de fútbol
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies