El Barça juega su quinta final seguida y el Sevilla la novena de su historia

Publicado 20/04/2018 19:17:21CET

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Sevilla disputará este sábado la novena final de su historia en la Copa del Rey, la tercera en dos años, mientras que el FC Barcelona lo hará por quinta ocasión consecutiva en busca de su cuarto entorchado seguido para seguir manteniendo su vitola de 'rey de Copas'.

El equipo de Nervión vuelve a jugar una final de Copa tras ser subcampeón en la temporada 2015/16. En aquella ocasión sucumbió en la prórroga con los goles de Neymar y Jordi Alba. El Barça de Luis Enrique impidió el doblete de los andaluces -campeones de la Liga Europa días antes- en una final que acogió el Vicente Calderón.

La anterior final de los sevillistas fue en la campaña 2009/10. El equipo dirigido por Antonio Álvarez derrotó en el Camp Nou al Atlético de Madrid de Quique Sánchez Flores, flamante vencedor de la Europa League. Aquella ocasión en la Ciudad Condal es, a día de hoy, el quinto y último entorchado copero de los nervionenses. En aquel equipo jugaba Jesús Navas, único superviviente de la plantilla actual. El de Los Palacios marcó el segundo gol del partido.

Tres años antes, el Sevilla también jugó la final y también levantó el título. El 23 de junio de 2007 los pupilos de Juande Ramos -una generación magnífica- ganaron al Getafe con un gol de Frèderic Kanouté. El Santiago Bernabéu fue testigo del cuarto trofeo copero en la historia del club andaluz.

Los tres anteriores llegaron bajo otra denominación de la competición. La primera fue en la II República, en el año 1935, y la segunda en 1939, en el llamado Torneo Nacional de Fútbol que supuso el primer título copero en propiedad para el equipo sevillano. Su tercera Copa, en esta ocasión del Generalísimo, la consiguió en 1948.

Además, el Sevilla también disputó las finales de 1955 y 1962, las cuales perdió ante Athletic Club y Real Madrid, respectivamente. La cita del próximo 21 de abril ante FC Barcelona o Valencia será la novena final de su historia y la posibilidad de levantar su sexto título de Copa.

Por su parte, el FC Barcelona disputará su final número 40 con el objetivo de alzar su trigésima Copa del Rey desde 1910, fecha de su primera conquista bajo otra denominación. En la actualidad, no solo es el club con más títulos coperos, sino que es un claro dominador en la última década.

Los culés han ganado cinco de las últimas diez ediciones, además de haber jugado otras dos finales más. Es decir, un total de siete presencias que confirman su idilio con la Copa. Su conquista más reciente fue ante el Deportivo Alavés en el último partido oficial que acogió el Vicente Calderón.

Los blaugranas ganaron 3-1, sin muchas dificultades pese al gol de Theo Hernández, de igual manera que un año antes ante el Sevilla, al que derrotaron en la prórroga (2-0) pese a haber jugado más de una hora de partido con uno menos por la expulsión de Mascherano. Un año antes, en 2015, la ganaron en casa ante el Athletic Club en lo que fue el último título de Pep Guardiola.

La anterior a esta -y séptima final en diez años- llegó en Mestalla en 2009, también ante el Athletic Club (4-1) y gracias a los goles de Xavi, Messi, Bojan y Yayá Touré. El equipo de Guardiola añadió esta Copa al famoso sextete que consiguió esa temporada. Hasta ese año destaca la sequía de la década precedente, sin ninguna presencia hasta la temporada 97-98.