El Barcelona pone en peligro su liderato tras el empate en Riazor

Actualizado 05/11/2006 3:43:24 CET

A CORUÑA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El FC Barcelona sigue con su mala racha de resultados al no pasar del empate a uno en su visita a Riazor y mantiene la condición de invicto del conjunto gallego en su estadio en la novena jornada de Liga.

El Deportivo comenzó llevando la iniciativa en los primeros minutos con buena circulación del balón y presionando la salida del conjunto culé que no se mostraba como el equipo incisivo y sólido de otras ocasiones. Sin embargo, y a pesar de tener la posesión del balón, los hombres de Caparrós no lograban llegar con claridad a la meta defendida por Valdés al que sólo inquietaban en jugadas de estrategia y algún disparo de media distancia.

El conjunto blaugrana, que parecía jugar a medio gas ante la falta de profundidad de los gallegos, fue adueñándose poco a poco del balón, pero los dos pivotes defensivos colocados por Caparrós hacían fracasar cualquier intento del líder por llegar a la porteria contraria.

Los dos equipos se acercaban al descanso sin demasiado interés por mover el marcador cuando, en una jugada aislada, el anteriormente defenestrado y ahora útil Saviola se hacía con un balón en el semicírculo del área y recibía una entrada de Juanma que el árbitro no dudó en señalar como penalti. La dudosa pena máxima fue transformada por Ronaldinho, como no podía ser de otra manera, y el Barcelona se iba a los vestuarios injustamente por delante en el marcador.

Nada tuvo que ver la segunda mitad con la primera, con los dos equipos mucho más directos en sus jugadas y con mayor intensidad en su juego. Esta vez los tiempos del partido los marcaba el equipo culé aunque el Deportivo creaba cada vez mayor peligro en el área blaugrana y lejos quedaba ese equipo sin ideas en los últimos metros de la primera mitad.

Se sucedieron oportunidades para los dos conjuntos, pero ninguno conseguía acertar en sus acometidas. Iniesta, que cuajó un gran encuentro, a punto estuvo de aumentar la ventaja para su equipo, pero Aouate le derrribó sin que Medina Cantalejo se percatara de ello. Y poco después, la caída llegaba en el otro área aunque, esta vez, el árbitro andaluz si señaló penalti.

Estoyanoff puso mayor emoción aún si cabe al marrar la pena máxima, pero el rechace fue aprovechado por Juan Rodríguez que hacía el gol 1.700 del equipo gallego en Primera División y colocaba las tablas en el marcador. A partir de ahí el partido se rompió con contínuas ocasiones en ambas porterías que ninguno de los dos conjuntos supo aprovechar.

El Barcelona con este tropiezo podría perder el liderato en favor del Sevilla en caso de que los andaluces consiguieran la victoria mañana ante Osasuna mientras que el Deportivo se mantiene en la zona alta de la tabla aunque fuera de los puestos europeos.


Videonoticias de fútbol
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies