Bartra: "Tuve miedo de morir y temí que nunca más volvería a ver a mi familia"

El jugador español del Borussia Dortmund Marc Bartra
REUTERS
Publicado 29/01/2018 19:53:46CET

DORTMUND (ALEMANIA), 29 Ene. (dpa/EP) -

El defensa español Marc Bartra, que resultó herido en el atentado perpetrado el pasado abril en Alemania contra el autobús de su club, el Borussia Dortmund, reconoció en el juicio por el ataque que llegó a temer por su vida, pero enfatizó que lo ocurrido también lo hizo más fuerte.

"Tuve miedo de morir y temí que nunca más volvería a ver a mi familia", indicó el joven internacional español en una declaración leída en su nombre este lunes por el abogado del club, Alfons Becker, en la reanudación del juicio. "Después me resultó muy difícil ser fuerte delante de mi esposa y mi hija y no tener que llorar constantemente", añade el texto.

"Cuando me acuerdo (de la explosión) no me siento bien", declaró posteriormente el propio Bartra en calidad de testigo ante el tribunal de la ciudad de Dortmund que desde el 21 de diciembre juzga los hechos. Sin embargo, cuando el fiscal Carsten Dombert le preguntó si el atentado influyó en una posible baja de su rendimiento, Bartra contestó: "No. Cuando juego hoy en día, lo que viví más bien me hizo más fuerte".

Posteriormente, vía Twitter, Bartra dejó claro que superó lo ocurrido y que el ataque más bien lo hizo más fuerte. "El atentado cambió mi vida porque ahora vivo con más fuerza y fortaleza", escribió. Un portavoz del Borussia además explicó que el español tuvo pesadillas en los primeros meses después del incidente, pero ya no y que ahora se siente "más fuerte que nunca".

Bartra, de 27 años, resultó herido en el ataque y tuvo que ser intervenido debido a una fractura del radio de la mano derecha, por lo que el catalán causó baja en el equipo alemán durante varias semanas. También sufrió lesiones un escolta policial.

A la sesión de este lunes también había sido citado como testigo Pierre-Emerick Aubameyang, pero el compañero de equipo de Bartra, inmerso en un multimillonario tira y afloja por su posible marcha al Arsenal inglés, no apareció ante el tribunal alegando problemas de salud.

Pese a que el abogado del club presentó un certificado médico, tanto el juez del caso como el fiscal consideraron poco verosímiles las razones médicas expuestas por Aubameyang para no acudir a la vista. Por ello, el futbolista podría ser sancionado con 1.000 euros.

El atentado fue perpetrado el 11 de abril del pasado año, cuando tres explosivos con piezas de metal estallaron al paso del autobús del Borussia Dortmund, que debía jugar ese día ante el Mónaco por la Liga de Campeones. El encuentro fue suspendido y se disputó al día siguiente.

A pesar de que en un principio se pensó que el ataque tenía una motivación terrorista porque en el lugar de la explosión fueron halladas tres cartas que apuntaban a vínculos islamistas, finalmente la Policía alemana detuvo como responsable a un ruso-germano de 28 años, quien confesó en el juicio que su objetivo era enriquecerse con una operación financiera haciendo caer en la Bolsa el valor de las acciones del Borussia.

El autor confeso, Serguei W., detenido diez días después de la explosión, es acusado por la Fiscalía de 28 intentos de asesinato y otros cargos. Pese a haber admitido estar detrás del atentado, el hombre, un técnico electrónico de profesión, aseguró que su intención no era herir ni matar a nadie.

Esto se contradice, sin embargo, con la declaración de un agente de la Oficina de Investigación Criminal de Alemania (BKA) que en el juicio explicó que las bombas sí podían haber ocasionado muertes.

La intención del tribunal, que espera finalizar en marzo con la fase de instrucción, es escuchar a los demás jugadores y miembros del plantel del Borussia que iban en el autobús antes de dictar sentencia.