Castro: "Eindhoven nos arrancó nuestros pesados complejos"

José Castro
ERNESTO AINAUD
Publicado 10/05/2016 14:29:00CET

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Sevilla, José Castro, ha afirmado que la primera final de Europa League que disputó el conjunto andaluz en 2006 en Eindhoven ante el Middlesbrough les hizo ver de lo que eran "capaces" y les "arrancó" sus "pesados complejos", mientras que señaló que "nunca" ha necesitado que su equipo sea campeón para sentirse "orgulloso", porque "ser sevillista" es su "mayor título".

"En Eindhoven comprendimos que quien quiere puede, que los éxitos no caen por sí solos, que hay que buscarlos, que los sueños se cumplen si quieres realmente que se cumplan. Eindhoven nos hizo ver de lo que éramos capaces, nos arrancó nuestros pesados complejos, nuestra mediocridad, increíblemente aceptada como algo casi inevitable", dijo Castro en una carta abierta, publicada por la web del club, con motivo del décimo aniversario de la final de Eindhoven.

Además, el dirigente comentó que "en aquella primavera de 2006 se dispararon los acontecimientos" y que pasaron "por encima" del Zenit y del Schalke 04 y que hicieron lo que "tanto tiempo" llevaban esperando, meterse en una "dichosa final con un zurdazo de leyenda de Antonio Puerta". "Nos sentíamos extraños de estar ahí, pero no nos arrugamos, porque aquel era nuestro momento, sólo el nuestro. La cabeza de Luis Fabiano, las manos de Palop ante Viduka, el oportunismo de Maresca", apuntó.

"Cuatro goles como cuatro cañonazos que anunciaban una nueva era para nuestro pueblo. Casi después de 60 años caminando por el desierto, desde 1948, llegábamos por fin a nuestra tierra prometida. Y diez años después ahí seguimos todavía. Lo que encontramos en el Philips Stadion no era un oasis, sino el auténtico paraíso. Eindhoven no fue un hecho aislado, fue el comienzo de una historia nueva, de una década prodigiosa. La Europa League nos cambió la vida, por eso siempre será especial", prosiguió.

Sin embargo, Castro manifestó que "nunca" había necesitado que el conjunto andaluz fuese "campeón" para sentirse "orgulloso" de él, porque ser "sevillista era y sigue siendo e lmayor título". "Pero muchas generaciones huérfanas de éxitos no nos sentimos enteros hasta aquel 10 de mayo de Eindhoven. Durante muchos años ser sevillista fue ilusionarse sin fundamento ni esperanza, era mirar como otros lograban lo que tú querías, conformarte con aquello de que 'alguna vez nos tocará'. Ser sevllista era, en resumidas cuentas, un acto de fe", indicó.

Finalmente, el presidente del Sevilla declaró que la Europa League, "de alguna forma", ganen o pierdan el próximo 18 de mayo en el St. Jakob-Park de Basilea, les "pertenece por siempre". "Nuestra historia de amor, que ya dura diez años, es de las auténticas, de las de toda la vida. Es el primer amor, el que nunca muere ¿Otra vez? ¡Sí, otra vez!, concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies