Cristiano gana el duelo con Salah en una discreta noche de los rivales de España

Cristiano Ronaldo
REUTERS
Publicado 23/03/2018 23:23:33CET

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un doblete de Cristiano Ronaldo en el tiempo de descuento dio la victoria (2-1) a Portugal, rival de España en el Mundial de Rusia, sobre Egipto, en un choque amistoso celebrado en el estadio de Letzigrund en Zúrich, mientras que Marruecos e Irán, los otros dos rivales de la fase de grupos para 'La Roja', dejaron este viernes una victoria (1-2) ante Serbia y una derrota (1-0) con Túnez.

El duelo de los delanteros de moda se lo llevó el ariete del Real Madrid. Portugal sufrió ante una correosa Egipto, sin gozar de mucho peligro y viéndose por debajo con un gran gol de Salah. Tanto el delantero egipcio como Cristiano venían de hacer cuatro goles el pasado fin de semana, mostrando su estado de gracia.

El luso, en concreto, inspirado en 2018 con miras hacia la fase final de la temporada. Cristiano no se quedó atrás y, con un doblete en el 92 y el 94' --con el suspense del VAR-- dio la victoria a una Portugal que será el primer rival de España en el Mundial. Con los dos cabezazos a la red, el delantero del Real Madrid acumula 23 goles en 2018.

Mientras, Irán cedió por un gol en propia puerta de Milad Mohammadi a 20 minutos del final en el anegado césped tunecino. Poco después tuvo el segundo Túnez, mientras que Irán terminó mejor en búsqueda de evitar su primera derrota tras 11 partidos, aunque su mejor ocasión había sido una falta ejecutada por Hajsafi.

El seleccionador de Irán, Carlos Queiroz, alineó a Masoud y Hajsafi, quienes habían sido sancionados por el gobierno de su país por jugar la previa de la Liga Europa ante el Maccabi israelí. El cuadro visitante reclamó un penalti a Ansarifard en una primera mitad de pocas ocasiones.

Además, el que será el tercer rival de España en la cita de este verano, Marruecos, se llevó la victoria del Estadio Olímpico de Turín, con todos los goles en la primera parte. Las defensa serbia no tuvo su día, primero regalando un penalti sobre Amrabat que convirtió Ziyech. Serbia reaccionó en una buena acción que finalizó Tadic, pero antes del descanso Boutaib puso el definitivo 1-2.