El Deportivo naufraga en Noruega y se complica su pase a la fase de grupos

Actualizado 19/09/2008 0:03:41 CET

BERGEN (NORUEGA), 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Deportivo de la Coruña cayó derrotado por un claro 2-0 ante el Brann en partido correspondiente a la primera ronda de la Copa de la UEFA que supuso su regreso a la fase final de una competición europea tras tres años de ausencia, por lo que está obligado a lograr una victoria amplia en Riazor si quiere estar presente la fase de grupos.

El Brann salió sin complejos a la búsqueda del primer gol y su ímpetu resultó incontenible para la zaga coruñesa. Conseguido su objetivo, se refugiaron en el contraataque y cedieron la iniciativa al Deportivo, que fue incapaz de crear peligro hasta los últimos minutos del encuentro cuando ya estaba contra las cuerdas.

Sorprendieron los noruegos de inicio, que pronto se hicieron con el balón y dispusieron sobre el tapete un juego rápido, vertical y ofensivo que puso en serios aprietos a la defensa deportivista. Lo que durante las primeras acciones supuso un dominio estéril, terminó convirtiéndose en un tormento para los blanquiazules, que no encontraron la manera de frenar los contragolpes noruegos.

A pesar de contar con la línea de cinco que tan buenos resultados reportó a Miguel Ángel Lotina en la segunda mitad de la temporada pasada, los coruñeses se vieron desbordados por las continuas galopadas del Brann. Guardado, emplazado hoy en el lateral izquierdo, quedó en terreno de nadie, maniatado para poder salir a la ofensiva e insuficiente para contrarrestar la velocidad noruega.

La primera acción de gol, sin embargo, llegaría por el flanco derecho. Hanstveit inició una poderosa arrancada hacia la portería de Aranzubia, desbordó a Colotto y el central argentino, que debutaba hoy, cometió un penalti inocente agarrando de forma clara al atacante noruego. Bjarnason, encargado de lanzar la pena máxima, no tembló y mandó el cuero a la escuadra.

A punto estuvo de llegar el segundo a renglón seguido. Huseklepp, el hombre que más quebraderos de cabeza provocó al 'Depor', recuperó el balón en su campo y se plantó en área gallega, pero ni su disparo ni el de Bjarnason llevaron la intención suficiente.

Intentó reaccionar el conjunto blanquiazul, pero su falta de pegada se hizo evidente. El campeón noruego se había refugiado atrás, a la búsqueda del contraataque y en otro de ellos llegó el segundo. Solli lanzó un zapatazo desde la frontal que Aranzubia no acertó a blocar y el balón acabó en el fondo de las mallas.

El panorama no cambió en los primeros minutos de la reanudación, con Huseklepp enviando al palo lo que hubiera sido el broche a una sobresaliente actuación. Tuvo que entrar Filipe para liberar a Andrés Guardado y que el 'Depor' cambiara de cara. El mexicano se movió por ambas bandas en busca de un agujero en la sólida defensa noruega y otorgó más mordiente al ataque coruñés.

Gracias a ello, los deportivistas asediaron la portería del Brann en los últimos minutos, pero no lograron el gol que hubiera facilitado la remontada a la que están obligados el próximo 2 de octubre en Riazor si quieren estar presentes en la fase de grupos de la Copa de la UEFA.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies