Diego López: "No tengo que demostrar nada"

Actualizado 30/10/2012 15:57:59 CET

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El portero del Sevilla Diego López ha aclarado que no tiene "que demostrar nada" en el terreno de juego en el partido de Copa del Rey contra el Espanyol, en el caso de volver a una portería que no defiende desde que lo expulsaran en el encuentro contra el Granada (1-1) de la segunda jornada de la Liga BBVA.

   "No tengo que demostrar nada. Me lo tomo como que puedo jugar. Espero hacerlo bien, para sentirme bien, aunque diariamente lo hago y me siento bien. Ahora mismo pienso en el jueves. Si tengo la oportunidad espero hacerlo lo mejor posible, ayudar a mi equipo a que pase de la primera ronda. Creo que estoy trabajando bien todos los días, contra el Getafe estuve bien, luego estuvo el tema de la expulsión y a partir de ahí no puedo decir nada más. El míster es quien decide", apuntó el guardameta, que considera fundamental "respetar al decisión del entrenador".

   El cancerbero gallego comentó que se encuentra bien para saltar al campo y siente que está preparado para jugar, pese a que no está contando con demasiados minutos. "Me pasó lo mismo en el Villarreal cuando llegué, que estuve los seis primeros meses sin jugar. Tenía otras opciones, otros clubes y aposté por el Sevilla, y el Sevilla apostó por mí. Porque haya un pequeño revés no puedo tirar la toalla, ni mucho menos. Llevamos nueve jornadas de Liga. Esto da muchas vueltas y mi confianza y ganas están intactas", manifestó.

   Sin embargo, el ex portero del Villareal reconoció que esperaba ser titular contra el Real Madrid. "Esperaba ser titular, como supongo que Andrés (Palop) también esperaba lo mismo. Siempre espero jugar, he venido aquí a intentar triunfar, con mucha ilusión, ya lo he dicho, y eso no ha caído ni un ápice desde mi llegada. Sí es cierto que las cosas han dado un giro de 180 grados, pero yo sigo en mis trece, en que voy a estar ahí, porque me queda mucho tiempo por delante", transmitió el meta.

   Diego López también analizó el futuro del Sevilla en la Copa del Rey, competición que inician los de Nervión este martes. "Me lo planteo como una competición en la que podemos llegar muy arriba. Nos ha tocado un cuadro difícil, pero hemos logrado evitar al Madrid y al Barcelona. Empezamos el jueves contra un rival que nos lo va a poner muy difícil, el Espanyol".

   Respecto a la marcha del equipo, el canterano del Real Madrid expresó su insatisfacción por no haber sumado "algún punto más", aunque reconoce que el equipo baja el nivel lejos del Sánchez Pizjuán. "Hemos dado dos caras distintas, en casa y fuera. Hemos competido a gran nivel en casa, contra equipos muy fuertes, y fuera nos cuesta un poco mantener ese ritmo e intensidad", explicó.

   "Creo que el equipo está trabajando bien, se ve que sabe a lo que juega. Quizá lo que nos falta es mantener esa mentalidad de jugar en casa y fuera. Podríamos llevar algún puntito más y estar más arriba, que es lo que queremos todos. Creo que lo vamos a conseguir", señaló el futbolista.

   Finalmente, comentó los cánticos que la afición de la Romareda dedicó a su compañero Álvaro Negredo, el delantero internacional del equipo sevillista. "A Álvaro le suele pasar, pero él se abstrae bastante bien y sigue concentrado en su trabajo durante los partidos, no hay que darles mucha más importancia", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies