Un disciplinado Rosenborg complica la clasificación del Valencia

Actualizado 25/10/2007 1:10:24 CET

VALENCIA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Rosenborg firmó un partido muy serio para ganar por 2-0, con goles de Koné y Riseth, al Valencia en la tercera jornada de la Liga de Campeones en Trondheim (Noruega) y complicar la clasificación de los de Quique Sánchez Flores para la siguiente fase, que en ningún momento estuvieron cómodos en el partido.

El equipo valenciano se queda con tres puntos en el Grupo B, los mismos que el Schalke 04 que hoy cayó en Londres ante el Chelsea. El conjunto noruego se coloca segundo del grupo con cuatro puntos y da la sorpresa de la jornada.

Los valencianistas nunca tuvieron oportunidad de sacar nada positivo de Lerkendal y ninguna de las líneas estuvo al nivel esperado, mientras que los locales se crecieron a medida que avanzó el choque y el inicio de la segunda mitad confirmó su mejor juego con dos goles. El Valencia pierde el primer partido fuera de casa de la temporada después de siete jugados, mientras los locales ganan en casa en la 'Champions' después de seis años sin hacerlo.

El Rosenborg cuajó una gran primera mitad gracias al orden y a la presión organizada que ejerció contra el Valencia. Los noruegos se mostraron como un equipo muy bien trabajado, sobre todo, a la hora de ahogar la salida de los valencianistas, que apenas tuvieron el dominio del choque en dos pequeñas fases del encuentro.

El equipo español echó en falta galones en el centro del campo y alguien que pusiera la pausa y tomara el pulso del encuentro. Albelda y Marchena aportaron músculo en el centro del campo, pero ninguno de los dos cogió la batuta. Sin embargo, el joven Tettey sí que asumió el juego de su equipo y fue el gran dominador del tempo del choque.

El Valencia, muy atrás, apenas merodeó la portería del Rosenborg, sólo cuatro lanzamientos, por los más de 10 de los locales, que por momentos, llegaron a agobiar a los valencianistas. Tampoco gozaron de grandes oportunidades de gol, pero Cañizares tuvo más trabajo que su oponente, Quique dejó a Hildebrand en el banquillo.

Además, el técnico no convocó a Villa que se resintió de su esguince de tobillo y volvió a repetir con Silva y Morientes en la delantera. A ninguno de los dos les llegaron balones en condiciones y Silva tuvo su magia más apagada de lo normal.

El Rosenborg no se cansó de presionar a su rival y supo estirar el esfuerzo físico hasta el descanso, ante un Valencia que estuvo incómodo en la primera parte y sin llegar a pasar verdaderos apuros, se vio superado por la mayor disciplina de los escandinavos.

KONÉ ADELANTA AL ROSENBORG

Nada más comenzar la segunda mitad, Silva sacó la batuta para cederle un balón a Joaquín que a punto estuvo de marcar con un fuerte disparo, pero Hirschfeld desvió a córner. Sin embargo, el que no falló fue el costamarfileño Koné que marcó tras una jugada de Dorsin desde la izquierda. El equipo de Torum se puso por delante en el minuto 53, con cierto suspense porque Cañizares tocó con el pie y el balón entró a cámara lenta.

Sin tiempo para sobreponerse y con un Valencia noqueado, el equipo local sacó petróleo de un saque de esquina. Riseth aprovechó un balón suelto en el área pequeña para cabecear solo (min. 60) y batir a un Cañizares que no salió a despejar.

Aún tardó Sánchez Flores siete minutos en realizar los primeros cambios e hizo uno doble para dar entrada a Baraja y Zigic por dos inoperantes Marchena y Gavilán. El escenario no varió demasiado y aunque el Valencia tuvo más balón, eso no se tradujo en mejores ocasiones de gol.

El técnico dio otra vuelta de tuerca y pasó a jugar con sólo tres defensas al dar entrada a Angulo para que jugara por el carril derecho. Mientras el Rosenborg no pasaba apuros, a pesar de jugar más retrasado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies