El Espanyol retoma sus ilusiones europeas en Alemania

Actualizado 15/02/2006 1:03:44 CET

BARCELONA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El RCD Espanyol visita hoy al FC Schalke 04, rival procedente de la Liga de Campeones y actualmente cuarto en la Bundesliga, en un partido, primero de la eliminatoria de dieciseisavos de final de la Copa de la UEFA, que pone en juego sus ilusiones en Europa.

El equipo de Miguel Angel Lotina llega a Gelsenkirchen en busca de un resultado que le permita tener opciones de clasificación en el partido de vuelta, que se disputará en Barcelona el próximo martes, aunque todavía tocado en su moral por la derrota ante el Racing.

El triunfo cántabro en Montjuïc (0-2) ha acercado al Espanyol a los puestos de peligro en la Liga --decimocuarto con cuatro puntos sobre la zona de descenso-- y reabierto las dudas sobre la capacidad de su plantilla para aguantar un calendario con tres competiciones.

El Espanyol recibía al Racing tres días después del esfuerzo que dedicó para imponerse al Deportivo de La Coruña (2-1) y dar un paso hacia su objetivo de alcanzar la final de la Copa del Rey, y este miércoles se juega en Alemania buena parte de su futuro europeo.

EXAMEN ANTE EL TERCER EQUIPO MENOS GOLEADO DE LA BUNDESLIGA

Además, le espera un rival de altura, subcampeón de la Bundesliga y que llegó a la UEFA tras caer en la 'Champions' ante el PSV Eindhoven y el Milan, al que estuvo a punto de eliminar aunque acabó cediendo por un ajustado 3-2 en la última jornada de la liguilla.

El Schalke es, además, el único participante de la Copa de la UEFA que ya ha ganado el título (en 1997 ante al Inter de Milán en los penaltis), y viene de golear por 7-4 al Leverkusen, precisamente el rival que en los penaltis impidió el éxito del Espanyol en 1988.

El equipo alemán, pese a cambiar de entrenador hace unos meses, tras la eliminación de la Liga de Campeones, mantiene la fortaleza defensiva que le caracteriza y que le permite haber encajado sólo dos derrotas y ser el tercer equipo menos goleado en la Bundesliga.

Suma 10 triunfos, nueve empates y dos derrotas, con 29 goles a favor y sólo 13 en contra en 21 partidos, por los 14 que han recibido el líder Bayern de Múnich y el Hamburgo, que aventajan en 13 y en 5 puntos --el Werder Bremen en cuatro-- al Schalke, respectivamente.

Se trata, sin duda, del rival más fuerte que se ha encontrado el Espanyol en la UEFA, en la que sus salidas más difíciles fueron ante el Lokomotiv de Moscú (0-1) y el Brondby (1-1), aunque Lotina valora el hecho de no partir de favorito y de jugar la vuelta en Montjuïc.

El Espanyol, que se mantiene invicto en el torneo (dos triunfos y dos empates), sufre como local, donde ya lleva seis derrotas en la Liga, y, sobre todo, si se ve obligado a llevar la iniciativa del juego, por lo que en Alemania seguramente jugará a esperar al rival.

BAJAS DE TAMUDO, POCHETTINO, FREDSON Y KAMENI

Lotina encara el partido sin disponer de dos de sus jugadores con más peso y experiencia, Raúl Tamudo y Mauricio Pochettino, ambos por lesión, y tampoco, aunque por sanción, de Fredson Camara, al que le gusta alinear, sobre todo fuera de casa, para controlar la media.

Fredson cumplirá el segundo de los dos partidos de la sanción que recibió por su expulsión en la visita al Brondby, mientras que Lotina no podrá sentarse en el banquillo por los cuatro partidos de sanción que le cayeron por sus protestas en aquel partido en Dinamarca.

Además, han viajado aquejados de diversos problemas Iván De la Peña, Luis García y Moisés Hurtado, cuya presencia es dudosa. La alineación de Luis García, si finalmente está disponible, y de Antonio Alvarez, Ito, se perfilan como principales novedades.

En la portería, volverá a estar Gorka Iraizoz, habitual en la UEFA y que ha ganado opciones de mantenerse en la Liga por los problemas del camerunés Carlos Kameni, que no ha viajado a Alemania por su retraso no justificado tras participar en la Copa de la Africa.

La presencia de dos jóvenes del filial, Sergio Sánchez y Miki Martínez, es la novedad en la expedición del Espanyol, encabezada por su presidente, Daniel Sánchez Llibre. Además, cerca de 400 seguidores 'periquitos' animarán al equipo en el Arena AufSchalke.

RIVAL DE 'CHAMPIONS' Y ESCENARIO MUNDIALISTA

El estadio del Schalke 04 es un escenario de lujo, una moderna instalación con techo retráctil que fue construida en 2001 con vistas al Mundial del próximo verano, del que es una de las 12 sedes, y que tiene una capacidad máxima para 61.500 espectadores.

El Schalke, por su parte, es un equipo de 'Champions' que arranca en la UEFA con la aspiración de sentenciar y con las bajas del medio georgiano Levan Kobiashvili, por sanción, y del defensa uruguayo Darío Rodríguez y del medio turco Hamit Altintop, lesionados.

El equipo que dirige Mirko Slomka viene de demostrar su capacidad goleadora, aunque también sus lagunas defensivas, en el 7-4 ante el Leverkusen, que supone un aviso y también una esperanza para el Espanyol. Su goleador es el internacional alemán Kevin Kuranyi.

Kuranyi, autor de ocho goles, es su principal amenaza en ataque, junto al danés Soren Larsen, que lleva siete tantos, aunque el hombre a seguir es también el mediapunta brasileño Lincoln, un jugador con grandes recursos en el juego ofensivo y en el lanzamiento de faltas.

En defensa, seguramente jugará con la pareja de centrales formada por el brasileño Marcelo Bordon y el croata Mladen Krstajic, éste debido a la ausencia del uruguayo Rodríguez, mientras que en las bandas estarán el brasileño Rafinha y el alemán Boenisch.

PRIMER CRUCE CON EL SCHALKE Y PRECEDENTES ANTE EQUIPOS ALEMANES

Será el primer partido de la historia entre el RCD Espanyol y el FC Schalke 04, club centenario de la ciudad industrial y minera de Gelsenkirchen (unos 275.000 habitantes), que fue fundado en 1904 y que en la actualidad cuenta con unos 48.000 socios.

Para el Espanyol, es su quinto cruce ante un equipo alemán. De los cuatro anteriores, perdió uno (la final ante el Leverkusen) y ganó tres (Borussia Moenchengladbach en aquella campaña 87/88, Eintracht Braunschweig en la UEFA 76/77 y Hannover en la Copa de Ferias 61/62).

El Schalke, por su parte, ha jugado ocho veces contra equipos españoles (tres victorias, dos empates y tres derrotas). La más reciente fue ante el Mallorca en la liguilla de la Liga de Campeones en 2001: perdió en casa (0-1, Eto'o) y goleó en Son Moix (0-4).

Anteriormente, eliminó al Valencia y al Tenerife en su camino hacia la final de la Copa de la UEFA que ganó en la temporada 1996/97 y, 38 años antes, perdió en la eliminatoria de cuartos de final de la Copa de Europa del curso 1958/59 ante el Atlético de Madrid.


Videonoticias de fútbol
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies