Falcao: "No pienso en irme del Atlético, pero no depende de mí"

Actualizado 30/10/2012 2:42:47 CET
Falcao mantiene al Atleti en lo más alto
Foto: REUTERS

"Estoy disfrutando el presente en este club y ya decidirán lo que van a hacer conmigo" "Todo lo que he pasado me ha llevado a esconder lo que siento"

   MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El delantero colombiano del Atlético de Madrid, Radamel Falcao, ha asegurado que no piensa en irse del club rojiblanco, pero que la decisión final no depende de él y que actuarán "muchísimos factores" a final de temporada para decidir su futuro.

   "No pienso en irme en este momento. Quiero pensar en jugar esta temporada y que las cosas vayan bien. No depende de mí. Son muchísimos factores. Estoy feliz, contento, a gusto y agradecido por lo que me han hecho sentir. Y no sé mi futuro por la economía del club, que pudo depender de si entrábamos en Champions. Yo en algún momento no sabía lo que iba a suceder. Muchas veces los jugadores somos los últimos en enterarnos", aseguró el ariete en el programa 'Punto Pelota' de Intereconomía, justo antes de asegurar que "Jorge Mendes se encargará de hablar si se presenta la ocasión".

   "No sé ni lo que voy a hacer mañana. Estoy disfrutando el presente en este club y ya decidirán lo que van a hacer conmigo", aseveró antes de restar importancia a las declaraciones de su padre, que aseguró que quería jugar en el Real Madrid. "Da sus opiniones y ya está. Pienso diferente. He cambiado de pensamiento, he madurado, él no ha estado en ese crecimiento", dijo.

   En lo que no escatimó palabras fue en la defensa del máximo accionista del Atlético, que según él fue determinante para que siguiese una temporada más en el club del Manzanares. "Entraron en juego muchos factores, entre ellos Miguel Ángel Gil Marín, con toda junta directiva, que sé que hicieron un esfuerzo muy grande. Le agradezco que confiara en mí cuando estaba en el Oporto y todo el trabajo que pasó para poder traerme. Una vez terminada la temporada hizo todo lo posible para que me quedase", manifestó.

   Sobre el equipo, aseguró que van partido a partido. "Estamos en una tónica donde no pensamos en marzo, o si aguantaremos en febrero. El martes tenemos el partido ante el Jaén y luego Valencia. Afrontamos el campeonato de esa manera", declaró.

"MESSI Y CRISTIANO NO SE SACIAN NUNCA".

   Sobre Leo Messi y Cristiano Ronaldo, dos de sus rivales por el Balón de Oro, destacó su "ambición, no se sacian nunca", además de no 'mojarse' por quién daría ganador. "Hay responsables para elegir. Estoy agradecido por estar ahí ya", afirmó. Tampoco quiso valorar su actitud. "No me siento muy cómodo midiéndolos moralmente. Se mueven bastante bien, no es fácil ser Cristiano Ronaldo o Lionel Messi", subrayó, aunque sí habló de cómo es Cristiano fuera del campo. "Es una persona muy agradable. Me sorprendió cómo se mueve con su gente, con su familia, da una imagen diferente. He coincidido por Jorge -Mendes-", dijo.

   Además, aseguró que su técnico en el Atlético de Madrid, el argentino Diego Pablo 'Cholo' Simeone, tendría que haber optado al premio a mejor entrenador. "Hizo muchos méritos para poder estarlo e hizo una campaña fantástica. Con pocos días de entrenamientos levantó al equipo. Ganamos la Europa League y quedamos a un punto de la Champions, es una lástima que no lo reconocieran", aseveró.

"HIGUAÍN ES UN GRAN CHICO".

   Además, reconoció que mantiene una buena relación con el delantero argentino del Real Madrid Gonzalo Higuaín, con el que coincidió en el equipo reserva de River Plate. "Con Higuaín tenía una buena relación, lo llevaba a los entrenamientos en el coche. Estuvimos poco tiempo porque se fue pronto al Real Madrid. Gran chico", recordó.

   Falcao confesó cuál había sido el portero con el que más había sufrido: Toño, del Racing de Santander. "Soñé con él. Me paró todo", dijo. Y su mejor gol: "En un clásico River-Independiente. El entrenador concentró a casi todo el equipo el viernes y el domingo por la mañana me dijo "¿Te da miedo entrar 20 minutos? Pues vas de entrada". Me temblaban las piernas. Ganamos 3-1 e hice dos goles", recordó.

"ES EMOCIONANTE JUGAR EN EL CALDERÓN".

   El colombiano aseguró que disfruta cada día que juega en el estadio rojiblanco por la pasión que derrochan sus aficionados. "Es emocionante jugar en el Calderón por lo que transmiten los hinchas y por lo que te devuelven todos los fines de semana. Ojalá jugando de visitantes se viviese ese espectáculo. Que se vengan también cuando juguemos de visitantes, los necesitamos hasta el final de temporada", pidió.

   Además, confesó lo primero que le vino a la mente tras ganar la Europa League con el Atlético en Bucarest ante el Athletic. "Recordé las cosas de niño llegar a final europea y ganarla como lo he hecho con el Oporto y Atleti. Valió la pena tanto esfuerzo y las cosas que he dejado de vivir", dijo.

"RESPIRABA FÚTBOL".

   "Soy tranquilo, pero por momentos tengo choques en mi interior. Vivo fútbol con bastante intensidad", declaró antes de contar cómo fue su infancia. "Estaba rodeado de una familia futbolera. Respiraba fútbol y mi sueño era ser jugador profesional. Tenía esa conexión con el gol", añadió.

   Falcao no pudo evitar las lágrimas, que durante algunos minutos le impidieron articular palabra, volviendo a ver imágenes de su juventud. "Todo lo que he pasado me ha llevado a esconder lo que siento. Vivo en mundo raro, no es la realidad del resto de las personas. Hay momentos en los que las cosas no están bien, pero, sobre todo, los niños no tienen la culpa. Tratamos de entregarnos a la gente", afirmó antes de hablar de cómo es fuera de la cancha.

   "En casa, en los entrenamientos soy el mismo. A veces me olvido de quién soy y salgo a cenar, a caminar como si no pasase nada. Gracias a Dios he tenido gente alrededor que me ha ayudado a mantener los pies sobre la tierra. Con mi padre, también futbolista, aprendí que un fin de semana todo sale bien y al siguiente te quieren matar. Hay que tener un equilibrio; aprendí desde muy niño a tenerlo", declaró.

   El colombiano, que se define como un gran creyente, confesó lo que le pide a Dios todos los días. "Pido que me guarde físicamente a mí, a mis compañeros y a los rivales. Y un 'golcito' tampoco viene mal", dijo entre risas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies