El FC Barcelona niega que aprobara la retirada de camisetas amarillas en la final de Copa

Josep Vives
FC BARCELOMA - Archivo
Publicado 24/04/2018 13:48:06CET

BARCELONA, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El FC Barcelona ha negado este martes que aprobara la retirada a sus aficionados de camisetas y bufandas amarillas antes de que estos acudieran a la final de la Copa del Rey contra el Sevilla, disputada el pasado sábado en el Wanda Metropolitano de Madrid, y ha anunciado que estudiará acciones legales.

Así lo avanzó el portavoz de la Junta Directiva del Barça, Josep Vives, en declaraciones a 'RAC1' que recoge Europa Press, en las que calificó como "absolutamente falso" que en la reunión de la Comisión Antiviolencia previa a la final se acordara la retirada de estos símbolos amarillos en apoyo del independentismo.

"Empezamos a estar hartos de que nos manipulen de esta manera. Hubo tres reuniones, la última en la sede de la Delegación de Gobierno. Dijeron que las medidas que se aplicarían serían las que habitualmente se aplican en un partido de estas características y que es es la aplicación de la ley y no otra cosa. Eso no quiere decir conculcar derechos fundamentales de las personas porque eso es completamente ilegal", denunció.

Vives aseguró que no se habló de este asunto. "Nadie, absolutamente nadie puso sobre la mesa si se podría entrar en el estadio con una camiseta de un color u otro. Nuestro presidente pidió explicaciones a responsables federativos la misma noche. Y hoy entramos un escrito pidiendo explicaciones y, en función de la respuesta, estudiaremos las medidas", avanzó.

El pasado sábado la Policía Nacional requisó camisetas amarillas, mochilas, petos y pancartas con enunciados independentistas portados por algunos aficionados culés, que intentaron acceder al Wanda Metropolitano con lemas como 'Ara es l'hora' (Ahora es la hora), elegido en 2014 por las asociaciones civiles independentistas Asamblea Nacional de Cataluña (ANC) y Òmnium Cultural para lanzar la campaña para el referéndum del 9 de noviembre.

También requisó petos con el 'Sí' a favor de la independencia. Algunos aficionados se pusieron estas prendas del revés, por lo que los agentes le pedían que se quitaran camisetas o desplegaran el resto de material al objeto de comprobar si había mensajes políticos explícitos o símbolos como la V popularizado en la Diada de 2014.

Fuentes policiales señalaron este lunes que la actuación de los efectivos de Seguridad durante la final de la Copa fue la habitual en eventos de este tipo en un partido declarado de alto riesgo.
Defienden que no hubo ninguna instrucción especial ni tampoco orden extraordinaria para requisar material más allá de lo establecido por la ley 19/2017 contra la violencia en el deporte.

La legislación y las normas de competiciones deportivas prohíben expresamente la exhibición en los campos de fútbol de símbolos o leyendas de carácter político, racista o xenófobo, o lemas que inciten a la violencia o atenten contra la dignidad de las personas físicas o jurídicas.

Las citadas fuentes desmintieron la versión difundida por algunos partidos políticos de que se requisaran camisetas, pancartas o banderas por ser amarillas, el color utilizado por los independentistas en sus campañas secesionistas o de protesta ante la actuación de la Justicia contra los líderes y colaboradores del 'procés'. Recuerdan que se revisó una por una cada indumentaria, pancarta o mochila tanto de los aficionados del FC Barcelona como del Sevilla FC.