El FC Barcelona recuerda que la Asamblea aprobó la demanda contra la Junta de Laporta

Joan Laporta
ALBERT GEA / REUTERS
Actualizado 05/07/2015 2:28:29 CET

BARCELONA, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

El FC Barcelona ha recordado que la Asamblea General del 15 de octubre de 2010 aprobó la presentación de una demanda contra el expresidente Joan Laporta y los miembros de la su Junta Directiva ante el inicio este lunes en la Ciudad Condal del juicio oral por la presunta acción social de responsabilidad.

En un comunicado, la Junta del FC Barcelona señala que se denuncia la acción de responsabilidad por la presunta rotura por parte de la anterior Junta Directiva de la Ley del Deporte de 2010, que establece que las juntas directivas deben asumir la responsabilidad en la gestión de un club de fútbol no gastando más de lo que ingresan durante su mandato.

Asimismo, subrayó que las cuentas del ejercicio 2009-10 que son las que provocan la acción de responsabilidad fueron auditadas por la consultora Deloitte, la misma que había sido designada en 2003 por la Junta presidida por Joan Laporta "y que ha auditado el club los últimos 10 años".

"El auditor del club presentó a la actual Junta Directiva su informe, según el cual las cuentas formuladas por la Junta anterior no reflejaban la realidad económica del último ejercicio, al presentar cuatro excepciones y tres incertidumbres", señala el comunicado.

Según la Ley del Deporte, aquellas siete 'inexactitudes' debían provisionarse por lo que las cuentas finales de aquella Junta "tuvieron que reformularse de conformidad con la normativa contable y los criterios que validó el auditor".

Por este motivo, la actual Junta Directiva sometió a la Asamblea Ordinaria la aprobación de las cuentas auditadas sin excepciones, las cuales "reflejaban pérdidas importantes, así como la decisión sobre la oportunidad de presentar la acción de responsabilidad".

"Con la aprobación de ambos puntos y acatando el mandato de la Asamblea, el Club presentó la oportuna demanda que ahora es objeto de la vista oral. La decisión del juez fijará las bases y los criterios que deben aplicarse para determinar la responsabilidad de las Juntas Directivas en relación con los resultados económicos de su gestión", concluye.

Por último, el Barcelona anunció que, por respeto al proceso y a las personas litigadas, "no volverá a hacer ninguna declaración pública hasta que el juez dicte sentencia".

Con la llegada de Sandro Rosell a la presidencia del FC Barcelona en las elecciones de 2010, la directiva entrante reformuló las cuentas que había dejado la anterior Junta Directiva presidida por Joan Laporta, con 11,1 millones de euros de beneficios --con cuatro excepciones y tres incertezas--.

Tras la reformulación, realizada por la misma firma auditora, se pasó a 79,6 millones de pérdidas en el último ejercicio, lo que daba unas pérdidas de 47,6 millones en el mandato de Laporta.

Rosell y su Junta, en 2010, y amparándose en la Ley del Deporte, decidieron plantear en su primera Asamblea de socios Compromisarios una acción social de responsabilidad. El 16 de octubre de 2010, la Asamblea de Compromisarios votó la que, en palabras del entonces presidente Rosell, era "la decisión más importante de la historia del Barça".

Los 1.020 socios compromisarios asistentes, con un resultado muy ajustado, de 468 votos a favor de la imputación, por 439 en contra y 113 abstenciones --Rosell entre ellos--, decidieron emprender esta acción social cuya vista oral ha empezado este lunes.


Videonoticias de fútbol
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies